Daña la Vi$ta

De la serie: «Correo ordinario»

Ayer se presentó, al son de pífanos y atabales, con colorines, anuncios televisivos, cartelones y toda suerte de medios para agobiar al personal, el nuevo engendro de Micro$oft, el tan ladrado Window$ Vi$ta. No sé si la cosa iría muy bien, a la vista de las caras que ponía el jefe de la cosa (el tío este, Ballmer) y el resto de la comitiva que había reunido para la ocasión (tomado de la página de Enrique Dans), pero bueno, me da igual el buen o mal humor que gasten.

Pero, evidentemente, el asunto tiene su interés. Tarde o temprano, la cosa esta vendrá a parar al ordenador de mi trabajo, si Dios no lo remedia (digo Dios porque las huestes catalanas del software libre, pese a nuestro indiscutible entusiasmo, no parece que estemos muy por la labor de organizarnos operativamente para combatir la plaga), y si ahora estoy haciendo todo lo que puedo para aguantar el W$2000 (por aquello de que, con Micro$oft, cualquier tiempo pasado fue mejor) y eludir el W$XP, quizá haya de librar descomunal combate para escaquearme del engendro este de ahora; afortunadamente, cuento con un poderoso aliado: el medio giguilla justito de RAM de mi máquina -de las máquinas de la entera unidad en la que sirvo-, que permite correr el guor, el exel, el axes y el pogüerpoin, así como el infame M$IE 6.0, con sólo dos o tres cuelgues diarios, pero que no soportaría lo que parece ser que precisa el Vi$ta de las narices. Puede que me acabe hundiendo en la miseria XP, pero este de ahora tiene para rato: con el presupuesto hemos topado. A lo mejor hasta llega a dar tiempo para que los activistas catalanes del software libre nos organicemos decentemente y logremos hacer presión de verdad y de la buena, aunque esto, Tenorio dixit, es fiarlo realmente muy largo. De todos modos, el riesgo existe porque la pasta es pública y cuando conviene [a Steve Ballmer] la casa es potente y no repara en gastos.

No he tocado, evidentemente, el artilugio. No entrará en mi casa y no lo tengo, a día de hoy, en mi trabajo y, por tanto, tengo que manejarme con información ajena. Y esa información -con la versión Home, que es la más sencilla y tirada– dice: primero, que es un simple XP con mayores virguerías gráficas; segundo, que es muy exigente con la maquinaria -es una vieja y endémica lacra de M$ que me llevó a abandonar Flight Simulator aún antes que el propio W$- y prácticamente no hay manera de que corra en aparatos de edad superior a nueve meses o un año (y los de inferior, habiéndose gastado el usuario mucha pasta en hierros bien poderosos); y tercero, que ya ha sido crackeado el DRM que lleva incorporado.

Conclusión a vuelapluma: no lo comprará ni el potito. ¿Quiere esto decir que Vi$ta no tendrá implantación? No, por supuesto. Vi$ta circulará: circulará pirateado y circulará empotrado a la trágala en los ordenadores que se compren a partir de ahora; a reserva de dos cosas: primera, el éxito y subsiguiente efecto expansivo en las demás marcas que pudiera tener la iniciativa de DELL de vender ordenadores sin sistema operativo instalado y, segunda, la actitud de las empresas ante tanta exigencia de hardware.

Precisamente acabo de leer en Barrapunto una entrada que recoge la noticia de que Peugeot Citroën migra sus sistemas -escritorios y servidores- a Linux prácticamente en masa, negándose, por consejo de sus consultores, a realizar la poco eficiente inversión de cambiar la maquinaria solamente para poder encajar el monstruo micro$oftiano. Bien, ojalá sea eso (y, en este caso, probablemente lo sea) porque uno de los más estúpidos juegos de sociedad en la materia, lo puso de moda el propio Ballmer con su ilustrísimo talonario, y ahora todo consiste en anunciar una migración masiva (empresa, administración…) a Linux para que aparezca el tío Steve con la rebaja, no me jodas, hombre, tú quédate con nosotros, que yo te regalo el software (pero no sus sucesivas actualizaciones y parches, aunque eso me lo callo) y te subvenciono un poquito de la compra de las máquinas nuevas. Por eso insinuaba más arriba que, ya a estas horas, en Catalunya debe haber más de uno babeando ante las nuevas posibilidades ballmerianas y pergeñando el borrador de un nuevo contrato-programa del que saldría todo el mundo beneficiado… menos el ciudadano, claro. El ciudadano, ya lo decimos aquí, cornut i pagant el beure, lo que no necesita traducción.

Pero sí, es posible -sólo posible- que esta vez vivamos una cierta inflexión. Muchas empresas, sobre todo medianas, ya estaban convencidas de las bondades de Linux pero les daba… pereza financiera, digamos, la migración. Una migración -y más una migración de sistemas Micro$oft a sistemas libres- tiene un coste, un coste muy rentable a plazo medio -quizá a corto, en no pocos casos- pero que, de cualquier forma, requiere un desembolso que no siempre es cómodo o posible en determinados momentos. Si Vi$ta requiere desembolsos importantes en maquinaria (aparte de las licencias, claro), quizá el paso que ha dado Peugeot Citroën sea seguido por un número significativo de empresas que, ante la obligación ineludible de la inversión, sacudida forzosamente esa pereza financiera a que aludía, decidan que llegó la hora de que sea su consejo de administración, y no el de Micro$oft, el que decida cuándo, cómo y en qué tiene que invertir la empresa; y, sobre todo, cuándo no hay que invertir en un determinado ámbito porque hay que dedicar los recursos a otro o porque esos recursos, sencillamente, no existen o, en el mejor de los casos, sólo puedan conseguirse mediante un onerosísimo endeudamiento. A estas alturas todas las patronales saben que esta soberanía sólo la da el software libre y quizá ahora, con la tesitura inapelable sobre la mesa, se decidan a dar el paso.

Este -relativo y muy condicional- optimismo en el ámbito empresarial, no es de aplicación en el ámbito privado. Por más que el ejemplo de DELL fuera seguido -e insisto en que sería de celebrar y mucho-, sospecho -temo- que sería mucho más aprovechado para piratear Window$ que para ser legal -e inteligente- y dar el paso hacia un escritorio Linux que ya hoy está perfectamente preparado para dar un excelente servicio al usuario doméstico. A ese indeseable efecto va a contribuir sin duda el comentado crackeo del DRM que incorpora Vi$ta en origen. Este era otro de los puntos que cabía suponer disuasorio: ¿qué pasaría cuando millones de [llamados a ser] usuarios supieran -a la que circularan las primeras noticias alarmantes- que sus MP3 bajados de las redes P2P iban a ser rechazados por el sistema? Sin contar con la posibilidad de que esos intentos incluso pudieran causar daños al propio sistema. Bueno, pues anteayer ya había uno que se había cargado el DRM de Vi$ta, con lo que el problema queda resuelto. En una semana podrá bajarse el crack desde miles de páginas web.

Inicialmente siente uno el deseo de romperle las narices al presunto gilipollas (¿tú eres imbécil o qué? ¡deja que M$ se hunda en su propia baba!) pero, bien pensado, es más probable que tenga razón Enrique Dans cuando insinúa que, a la vista -vaya, hombre- de a quién aprovecha el crimen, quizá, como en el asesinato del conde de Villamediana,

la verdad del caso ha sido
que el matador fue Bellido
y el impulso… $oberano.

Es un momento interesante, no por el intrínseco sistema inoperativo que da lugar a la movida sino por ver si finalmente generará esa inflexión que, por otra parte, profetizan muchos más caracterizados y sabios en la materia que yo. El futuro, como siempre, será más apasionante que las más aventuradas previsiones… para bien o para mal.

Esperemos y veremos.

Tanto los comentarios como las referencias están actualmente cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: