ANESVAD: p’haberse matao

De la serie: «No, si ya te lo decía yo»

Hace casi tres años, subí a esta bitácora un artículo durísimo (enlazo a la página de la Asociación de Internautas, que lo publicó, porque mi anterior CMS -Bitacorae- es un desastre: por eso lo dejé). Ese artículo echaba pestes, como es de ver, contra ANESVAD, a la cual, en una especie de furia recaudatoria, le había dado por echar la culpa a Internet y a los internautas del problema de la pederastia. Así, a saco.

Ahora yo podría decir que una juez me ha dado la razón, pero no lo digo porque no ha sido así. Yo acusaba a los gestores de ANESVAD de negligencia en la observación de la realidad, de incompetencia en su gestión publicitaria, pero poco más. Hablaba, eso sí, de la ineficiencia de muchas ONGs con estructuras redundantes (si sumamos a todas las que se orientan a las mismas finalidades) y, en no pocos casos, de una gestión esclerótica, de elefantiasis administrativa y hasta de retroalimentación de su estructura dirigente, es decir, que sus objetivos habrían llegado a ser secundarios ante la prioridad de asegurarse la nómina. Bueno, también de ANESVAD dije que, tal como las publicaban en su web, sus cuentas parecían firmadas por don Gonzalo Fernández de Córdoba. Pero no llegué, ni de lejos, a tanto como ha llegado Su Señoría. Jamás se me ocurrió decir que hubiera gentecilla que metiera la mano en el cajón de la pasta; no porque no tuviera pruebas -que, obviamente, no las tenía- sino porque, realmente, ni se me ocurrió que las cosas pudieran estar tan mal y llegar tan lejos. Catetos, incompetentes, necios…, bueno, vale, hasta es evidente en algunos casos; una suerte de panteísmo económico dirigente, por así decirlo… bueno, también, vale; pero… ¿ladrones con todas las letras? Hombre, la verdad es que, en mi infinita inocencia, ni se me ocurrió. Ni de ANESVAD ni de ninguna otra. Jamás pensé que la cosa llegara a tanto. Y mira…

Encima, ahora vienen los daños colaterales. Ahora, las demás ONG son presas del pánico por la oleada de desconfianza que puede generar la prisión incondicional -grave medida que sólo se aplica ante evidencias rotundas- del presidente -o del hasta ahora presidente- de ANESVAD. Y, en un principio, parece que sí, que la angustia de las demás ONG nos habría de producir una cierta compasión.

Pero no.

No me dan ninguna pena. No me la dan porque no tarda uno en percibir que, como en tantas otras ocasiones -recordemos el affaire del Ayuntamiento de Marbella- resulta que, al parecer, todo el mundo lo sabía. Por lo menos, en el presente caso, en el entorno geográfico de Bilbao, que era por donde se movía el presi[dente] ahora en presi[dio]; incluso sabemos que en 2005 ya fueron pillados otros dos pájaros metiendo mano en la caja de los duros, y la cosa se arregló en plan buen rollito. Es lo que pasa, con esto del buen rollito. Por lo demás, parece que ANESVAD estaba fuera de todos los colectivos y de todas las coordinadoras precisamente por el asunto este de los dineros.

Ahora, todos a llorar y a clamar que no todos son iguales, que se trata de una excepción, que no se juzgue a todo el mundo con ese rasero… pero todos le cubrieron la espalda al colega, aún sabiendo que era un tramposo, en vez de levantar la voz bien alto y fuerte. Lo siento por unas -pocas- ONG serias y solventes: pienso en Greenpeace, en Amnistía Internacional, en Médicos sin Fronteras, en Intermón-Oxfam y, sobre todo, en Cáritas; me sabría fatal que Cáritas saliera escopeteada de este asunto que podría perjudicar a gente excluida aquí, en nuestro precioso mundo hiperdesarrollado. Esperemos que les sirva de lección y que los clamores por la transparencia económica sean algo más que gritos coyunturales hasta que pase el toro.

Que pronto podamos ver -con un simple clic del ratón- las cuentas de todos perfectamente pormenorizadas y satisfactoriamente auditadas. Porque no se trata solamente del dinero privado de donantes de buena fe sino también -y sobre todo- de verdaderas riadas de dinero público.

Y ojo, que llega la primavera y habrá crusesitas que poner… o no.

Tanto los comentarios como las referencias están actualmente cerrados.

Comentarios

  • Anonymous  El 20/08/2007 a las .

    ANESVADcon toda la sucesion de información que se va oyendo acerca del caso Anesvad; ocurre que han pasado 5 meses dede la detención del presidente y la cosa no se ha aclarado. Somos muchas las personas que nos sentimos defraudadas porque se ha jugado con la buena voluntad de los socios y no lo olvidemos con DINERO PUBLICO para la fortuna de una familia, administradora de una ONG durante años sin que nadie hiciese nada cuando era de todos conocido en Bilbao.Ahora se saben algunos detalles; como la sede actual y sus gastos; una pasada para una ONG, el sueldo del dtor finaciero (13 miilones de pesetas) se supone que por ocultar la verdad; las pertenencias de algunos miembros del patronato que no han trabajado en años salvo “moviendo dinero en bolsa”; etc etcPero no se sabe nada de si siguen recibiendo subvenciones; parece que hay gente interesada en no decir toda la verdad.Es una vergüenza y basta ya de que la gente, sean políticos u otras ONGs se callen por miedo a qué pasará; hay que denunciarlo públicamente de una vez y que los culpables paguen por sus errores y delitos y así el resto de ONGs hagan su trabajo con total normalidad y sin la presunta “mala fama” que ahora tienen encima.Espero que la justicia tome las medidas oportunas, pero si no lo hace, tendremos que ser los ciudadanos los que exijamos que se culpe a los responsables tanto de Anesvad como de todos los estamentos que han tratado de una u otra manera de obstaculizar las investigaciones o de tapar durante muchos años todo el negocio.NO QUEREMOS MAS LADRONES JUGANDO CON EL DINERO PUBLICO NI CON LA BUENA VOLUNTAD DE LA GENTE

A %d blogueros les gusta esto: