Barrena

Nuevamente, el director de «El Periódico» -vaya racha llevas, macho…- autoriza la inserción de un artículo firmado por un tal Xavier Barrena en el que se vuelve a confundir el culo con las témporas, ya no sé si por pura ingnoracia (¿se puede ser tan ignorante?), por simple mala fe o por afán de servicio al populismo barato que está caracterizando las últimas ediciones de este medio con larga tradición -casi fundacional- de emulación de tebeo.

Hoy la toma con YouTube, al que califica de «portal del escarnio público». Por supuesto: date cuenta de que los centenares de miles de vídeos que hay almacenados en esa página tan popular, están mayoritariamente dedicados al escarnio público, a la mofa de las embarazadas y a la burla de los ancianos. Es obvio ¿no?

Mi inteligentísimo tocayo remonta la filosofía de YouTube nada menos que a Alfonso X, rey conocido -al menos para el Barrena- por el uso intensivo de la picota. Bien por el bachillerato, bien… De ahí, y pasando por el interesantísimo y trascendental dato de que aún se instaló una picota en 1817 en Soria (desde hoy, miraré a Soria y a los sorianos de otra manera, fíjate tú) la traslada directamente desde el XIX de la capital castellana al XXI en red, sobre el portal Youtube, del que dice que es una «nueva picota donde deshonrar la imagen no de delincuentes sino, simplemente, de cualquiera que por cualquier motivo caiga mal a alguien». Y si alguien cree que descontextualizo, he empezado por enlazar al artículo para que cada cual vea por sus propios ojos.

En fin, esto no es grave: es una cretinada cualquiera que, desde luego, no alterará la trayectoria de los planetas del sistema solar, aunque probablemente confundirá bastante a las todavía demasiadas personas que ignoran lo que es Internet, la mayoría de ellas por ese temor atávico a los cambios, temor sembrado o abonado por artículos como los del niño este…

Lo que pasa es que, a continuación, nuestro héroe se regodea con algún ejemplo, y en él, hace honor a su apellido como un mal picador. Habla de las vejaciones a profesores y se explaya sobre las denuncias de los sindicatos correspondientes respecto de los vídeos subidos a YouTube en los que se exhiben burlas o incluso agresiones a los profesores por parte de los escolares. «El alud es imparable», truena, apocalíptico, Barrena. Y, seguidamente, se queja de que en YouTube no hacen nada para detener la abominación so pretexto de que carecen de personal para controlar eso.

No conozco las interioridades organizativas de un negocio como YouTube pero me figuro que si tuvieran que atender todas las quejas que les llegan, necesitarían unas doscientas mil personas para darles curso, y aún así no darían el abasto; más que nada porque es muy difícil, en un primer momento, distinguir una queja obvia, sangrante, de algo verdaderamente duro, de la de un pejigueras como debe haber a paletadas que quieren que se saque de ahí algo que no les gusta sin tener derecho a ello (porque han quedado feos o porque la parienta se entera de la pinta que tiene la fulana porque han sido «cazados» inopinadamente entre el público que ha presenciado un atropello); o simplemente por ofensas de esas a las que tan propensos son algunos: ¿cómo osan exhibir un vídeo en el que se ve la efigie procesional de San Cogorcio del Firluyo pasando por delante de una pájara en top less?

Lo que no se le ocurre al Barrena es que para que unos hechos desagradables lleguen a YouTube, lo primero que tiene que pasar es que esos hechos se produzcan. Y que si el alud de maestros escarnecidos por alumnos hijaputescos es imparable, será que tenemos un problema gordo y grave, pero no en YouTube (eso es lo único que ven los gilipollas) sino muchísimo antes de llegar a YouTube.

Jugando al progre de mercadillo de feria barata, es mucho más fácil atizarle al mensajero que afrontar el problema de la crisis de autoridad en los centros de enseñanza (basada, entre otras cosas, en la repugnancia que a los pringados del buen rollito les genera en sí misma la palabra «autoridad», precisamente) y que las dichosas leyes del buen rollito, promovidas por los mastuerzos de rigor, dejan completamente desarmados a los cuadros docentes y en manos de una corporación de auténticos hijos de la gran puta a los que hay que tratar como huevos crudos cuando lo menos que procedería con ellos es la rehabilitación de los pelotones disciplinarios de la Legión. Que sí, que ya lo sé, que los hijos de puta son una minoría, pero es que bastan uno o dos por grupo para amargar la vida a todo un claustro. Y de la misma manera que el chulo aquel pudo atizarle a una niña en el metro sin que nadie hiciera nada, los hijos de puta escolares, sí, tres o cuatro, funcionan impunemente ante trescientos o cuatrocientos testigos. Y como les sacudas el puntapié en los cojones -que es el mínimo que merecen, sólo para ir empezando- prepárate porque te cae encima todo el peso de la ley… y de los plumillas de «El Periódico».

Quiero darle al autor del papelote este el beneficio de la duda, quiero pensar que es un reportero de infantería o un becario al que le han ordenado que escriba algo poniendo a parir a YouTube (que es la moda y lo que suponen que vende estos días) y que el hombre se ha echado al coleto la misión pensando más en los mil euros de fin de mes que en las glorias de la profesión. El que esté libre de algo parecido, que tire la primera piedra. Pero habrá que estar atentos al futuro curriculum de este hombre porque, como eso haya sido de libre iniciativa del Barrena, nos espera un futuro lleno de cabreos… y de risas.

Vaya gremio…

Tanto los comentarios como las referencias están actualmente cerrados.

Comentarios

  • Ryouga  El 29/10/2007 a las .

    Pues no se crea q por el otro extremo de la peninsula la cosa va mucho mejor, ya el año pasado publicaran en “La voz de Galicia” un articulo alertando el mal uso de las tecnologias, el caso es q subieran a youtube un video haciendo carreras a toda velocidad por el centro de Vigo, la autoridad de turno sereferia al mal uso de la tecnologia no a coger un coche y atravesar la ciudad a mas de 140 sino al hecho de poner el video en internet!!!
    Se lo juro por el monstruo espaguetti volador q lo vi publicado,incluso mande un escrito a la seccion de cartas al director (q me publicaron eso si) reprochando la criminalizacion no del delito cometido sino de internet, y recomendandole q el programa de control q recomendaban debian ponerlo no en el pc (para evitar el acceso a youtube y similares) sino en el coche de nuestros hijos adolescentes.

    Es q no estan volviendo gilipollas (con perdon)

A %d blogueros les gusta esto: