Enfermeras en minifalda

Estaba escribiendo esto para incluirlo en la paella de mañana, pero qué va. Esto no es de paella, esto es para cagarse en la puta madre de alguien. Escoja cada cual su destinatario predilecto.

Me comenta mi mujer -enfermera, como sabéis- que hay lío en no sé dónde porque a las enfermeras de un hospital les han suprimido un complemeto por negarse a llevar minifalda y ponerse un «pijama» como el de sus compañeros varones (y el de las mujeres de la práctica totalidad de la sanidad pública y privada). Me quedo mirando a mi mujer: ¿estás segura? ¿No será una leyenda urbana? No, no -me contesta- que viene en un gratuito. No me puede precisar más.

Sus y a Google. Los ítems «enfermera» y «minifalda» conducen a un incidente parecido pero… en Rumania. ¡Ah, coño! Rumania… Que no, que no -insiste mi santa- que es aquí, en España. Sigo bajando y… por el gran batracio verde, como decía Goliath el de «El Capitán Trueno» ¿o era Ursus, de «El Jabato»? Por las barbas de Senaquerib, que dijo, nuevamente, uno de los dos pero no recuerdo más. Resulta que es verdad, que no es coña y que en los blogs de «Periodista Digital» sale el asunto clasificado -ya les vale- como «Curiosidades». Aquí, la única curiosidad que hay es el director de «Periodista Digital», de modo que me cepillo todos los enlaces que tengo a ese papelucho y enlazo la noticia en «Libertad Digital», que no es santo de mi devoción pero, al menos, guarda las formas y el respeto a una profesión universitaria y colegiada. En el enlace están todos los datos, salvo uno, el nombre del gerente, José Manuel Pascual, el cual, sobradísimo a tope, desafía a las enfermeras a que lleven a la empresa a los tribunales.

Pero es lo que yo le digo a mi mujer: os está a todas bien empleado. Si mañana mismo empezara una huelga general indefinida de toda la enfermería española hasta el cierre definitivo de esa cueva, no harían falta ni tribunales, ni leches.

Como diría Tom Wolfe citando a sus astronautas: simple justicia operativa en nombre de lo que hay que tener. Sin trámites ni papeleos.

Pero como no, ahí os quedáis, queridas.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Jordi  On 26/03/2008 at .

    Se perdió el respeto a la figura del maestro. Luego llegó el turno a la medicina y ahora a la infermería. ¿Quién es el siguiente?

  • Monsignore  On 27/03/2008 at .

    Estás amariconao, caro figlio; una huelga de enfermeras sólo perjudica a los enfermos, no al director. Sin embargo, colgar al gelipollas de turno de una farola, es justo y necesario.

    Como decía Danton, “à la lanterne!”

    (por otra parte, el que las enfermeras vayan en minifalda ¿no perjudica más a la tensión de los enfermos? Me vienen a la memoria un montón de películas italianas de los 70…) 😀

  • Ryouga  On 27/03/2008 at .

    Creo que seria mejor idea que como protesta todos los enfermeros llevaran minifalda y de paso les exigieran los 30 € que les dan a las minifalderas.
    Menuda imagen se iba a llevar el centro ese..

Trackbacks

  • […] unas semanas supimos de una clínica andaluza que suprimió un complemento a unas enfermeras que se negaban a llevar minifalda? Bueno, pues el hecho trascendió un poco aunque, sorprendentemente, no dio lugar a ningún gran […]

A %d blogueros les gusta esto: