Cágate ya

El Síndic de Greuges de Catalunya -procedente de Iniciativa, de su entorno o de por ahí, porque ese gremio ya nunca se sabe de dónde viene, a donde va y por dónde anda- resulta ser tan inútil como sus colegas (Defensor del Pueblo y similares hierbas, que no sirven para una mierda, salvo para cobrar a fin de mes), pero en el caso catalán tenemos una cierta suerte: en sus momentos de vorágine, acredita una comicidad que te hace decir que, bueno, le pagamos no sé cuánto y no sirve para nada, pero, al menos, reir, lo que se dice reir, te ríes un descojono entero.

Porque aunque el 1 de abril es una especie de día de los Inocentes, lo es en el ámbito anglosajado, de donde deduzco que «El Periódico» divulga la noticia en el sincero convencimiento de que hace una cosa seria.

Al grano: en el día de hoy, 1 de abril, día de los inocentes o de las coñas marineras en el mundo anglosajón, pero no en el español, que reserva el pitorreo para el 28 de diciembre, el ilustrissime atque reverendissime señor Síndic de Greuges de Catalunya y de los Grandes Expresos Europeos, pide -al parecer, en serio- que a los médicos se les ponga segurata, policía o cualquier otro tipo de escolta –agentes de vigilancia, dice «El Periódico» que dice el Ribó- mientras pasen consulta individualmente, «como medida disuasoria» [sic] para evitar «riñas en la consulta» [sic, en «El Periódico»] que pudieran llevar a agresiones físicas y verbales.

La hostia y el copón.

Se me ocurren comentarios como para llenar el libreto de una zarzuela y dos operetas, pero nada de lo que pudiera decir superaría a la realidad. Lo dejo, pues, a la simple imaginación del lector que, por fecunda que sea, no llegará nunca en su calificación a la dimensión que merece la cosa.

Yo, me doy de baja, de verdad.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Ángel Bacaicoa  On 01/04/2008 at .

    Me lo creo porque usted me lo dice. Pasada la estupefacción, y siguiendo su consejo, me parto de risa. Aunque, en el fondo, con un poco de mala “milk” por la pasta que cobra.

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: