Excelencias del management

No, si hoy el achuntamén de Barcelona está dispuesto a llenarme el cuerpo de gozo…

Vía «Menéame» llego a esta noticia publicada en «La Vanguardia» en la que se narra el deterioro del parque zoológico barcelonés y la mala calidad de vida de sus animales. Oh, y de sus empleados…

Muchas veces hablo de los nefastos efectos de regir establecimientos y organismos públicos con criterios de empresa privada, estúpida y muy contraproducente tendencia de los idiotas de la gomina. Pues aquí destaco un par de párrafos de la noticia, ante los cuales apenas caben comentarios:

«Los veterinarios y científicos consultados lamentan que BSM, el holding municipal encargado de gestionar las empresas del Ayuntamiento, esté al frente del Zoo: “Del mismo modo que BSM no controla las escuelas públicas, no debería gestionar el Zoo. Gestiona aparcamientos y ha impuesto una lógica económica que perjudica la misión educativa y científica del zoo”. “Falta sensibilidad animal”, afirma otro experto.»

«A finales de enero, sin embargo, la directora, Carme Maté, especialista en primates y responsable de haber impulsado la investigación, fue despedida de manera fulminante. Su línea, a favor de un parque más dedicado a la conservación, chocó con los intereses del Ayuntamiento. Su puesto lo ocupó una gestora de BSM sin experiencia con animales.»

Y así nos luce el pelo en esta triste y desgraciada ciudad. Entre otros lugares.

Y entre otras administraciones.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Celu  On 07/06/2008 at .

    Para esos engominados, las personas – y en este caso los animales-, solo son un parámetro mas en la ecuación y no el fin último si operaran con sensibilidad social

A %d blogueros les gusta esto: