Leguina vs memoria histérica

Aprovechando una bronca a Josep Ramoneda, Joaquín Leguina les pasa por la izquierda a unos cuantos botarates y les canta las verdades del barquero.

Los treinta segundos que se se emplean en leer la entrada de su bitácora son una excelente inversión intelectual y un exacto apunte histórico… para vergüenza de los histéricos.

Y una nota personal: me encanta lo de Garzón y sus mariachis.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Rogelio Carballo  On 18/11/2008 at .

    Nada, sólo comentarle, querido Javier, que el sr. Leguina ha publicado en el mismo blog una entrada donde explica su postura con mayor claridad. Simplemente estupendo, necesario, revelador.

    Un descubrimiento.

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: