Los zombies atacan de nuevo

Mientras el mundo del software libre se ciscaba en la BSA tras la meada de ésta fuera del tiesto, el otro sector del apropiacionismo tiraba millas. A ver si al final va a tener razón Franco cuando decía que los enemigos de la civilización no descansan; bueno, Franco dijo de la civilización cristiana, pero es que él era muy cortito de miras, como es notorio, y no veía más allá del padre Bulart. La idea se comprende, no obstante.

Y así, mientras el rufianismo intenta cepillarse las libertades civiles a nivel europeo, aquí en la pobre España, el Simancas aquel al que la Espe ha baldeado un par de veces -¡buen nivelón, viven los cielos!- nos resucitaba el 17bis con una proposición no de Ley para atar corto a toda la red. Creo recordar que ya lo dije con ocasión del primer zapatazo que conseguimos arrearle al dichoso 17bis: esto va a ser como las patentes de software, es decir, como esos tremebundos malos de película a los que, por más cargadores que les vacíes en las mismísimas tripas, siempre se levantan en el justo momento en que el prota, ya feliz y relajado, se dispone gozosamente a meterle mano a la chica. Es un recurso muy viejo, muy gastado y muy malo, pero continúa -según me cuentan- haciendo gritar a la concurrencia.

Naturalmente -la reacción es automática- esto ha encendido los ánimos en la propia red y los improperios proliferan a diestro y siniestro. Tanto es así, que desde las propias filas sociatas ha habido que templar gaitas y, así, Lourdes Muñoz Santamaría, la encargada de la materia en el grupo correspondiente, ha echado a correr por toda la red avisando de que la proposición inicialmente presentada por el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso ha sido objeto de una enmienda y que nada, que tranquilos, que las libertades cívicas y la neutralidad de la red no corren ningún peligro. Bueno, eso lo dice ella, que es la designada por el pool sociata para tranquilizar a las fieras y que tiene muy buen feeling con Juantomás y con Ramón Ramón. En lo que a mí respecta, no es nada personal, pero todo lo que en este particular ámbito proceda del partido sociata prefiero meterlo en una cámara estanca y blindada y mirarlo desde el otro lado del cristal antibalas, no sé si me explico, pero gato escaldado del agua fría huye y la afinidad de estos tíos por las huestes del Bautista es pública, notoria e indiscutible.

Como no es muy larga, reproduzco íntegramente la proposición no de Ley tal como parece que queda, obtenida de la bitácora de la propia doña Lourdes:

El Congreso de los Diputados a la vista de las Conclusiones del Consejo Europeo de Ministros de Cultura de 20 de noviembre de 2008 sobre el desarrollo de las ofertas legales de contenidos culturales y creativos en línea y a la prevención y la lucha contra la piratería en el entorno digital insta al Gobierno a impulsar, en el marco de la Comisión Intersectorial contra la Piratería una estrategia consensuada y eficaz para hacer frente a las actividades vulneradoras de los derechos de propiedad intelectual en el entorno digital, sobre la base del acuerdo de todos los sectores implicados: industria de contenidos, operadores de Internet, consumidores y usuarios. Dicha estrategia debe ser complementada con el impulso al desarrollo de nuevos modelos de negocio plenamente adaptados al entorno digital

Lo primero que uno se pregunta es… ¿Y esto, para qué? (ezo pa qué e, como dicen en Tele 5).

Para empezar, sería bueno que alguien, del Gobierno o del partido en el Gobierno, explicara cuáles son las actividades vulneradoras de los derechos de propiedad intelectual en el entorno digital, porque aquí se está oficiando -y no casualmente, por supuesto- una ceremonia de la confusión de cágate lorito, y llega un momento en que no se sabe de qué se está hablando. Las que supongo principales sospechosas, las descargas de contenidos a través de redes P2P, no son constitutivas de delito. ¿Quieren que lo sean? Adelante: proyecto o proposición de Ley de reforma (la enésima) del Código Penal y a ver qué pasa, que la cosa tiene su miga porque el Código Penal es una ley orgánica y hace falta el concurso de la oposición para sacar eso adelante. Sobre todo, a ver si es materialmente posible, porque acabaríamos todos descojonados de risa el día que el hijo de un ministro o de un alto magistrado diera con sus huesos en el juzgado de guardia y no creáis que este es un argumento menor; la posibilidad de que decenas de miles de padres vieran a sus hijos procesados y con antecedentes penales, con los correspondientes titulares (y ya nos encargaremos en la red de que los haya)… hombre, no te digo yo que no me parecería bien, si lo miro desde cierta perspectiva: a ver si la gente reacciona y se da cuenta de la tomadura de pelo a que el apropiacionismo y sus cómplices políticos la está sometiendo, que aún hay gente fuera de la red que se cree que este asunto no va con ella. Queda la vía del ilícito civil, vía que no está clara del todo, porque supone retorcer, de cualquier modo, la interpretación de una normativa que está hecha con el culo y que con el mismo culo, o con el de otros, ha sobrevivido a varias modificaciones. Pues adelante: que logren -vía modificación de la LPI o vía la sentencia de un juez amiguete- que las descargas de música y cine de las redes P2P constituyan un ilícito civil. Total, ya lo es descargarse software y fíjate lo que dicen los tíos estos de la BSA de las cifras de piratería de software en España…

Luego está esa novedad, presuntamente emocionante o, cuando menos, con aparentes pretensiones de que lo sea, de que ea lucha contra las actividades vulneradoras de los derechos de propiedad intelectual en el entorno digital se haga «[…] sobre la base del acuerdo de todos los sectores implicados: industria de contenidos, operadores de Internet, consumidores y usuarios» (las negritas son mías, obviamente). Bonito, bonito… ¡Oh, una pregunta! El acuerdo… ¿habrá de ser unánime o mayoritario? Porque si ha de ser unánime, lo veo complicado -por no decir imposible- y si es mayoritario… ¿quién conformará esa mayoría?

Porque luego hay un pequeño detalle sobre el que el Partido Pirata nos llama la atención: en esa famosa Comisión Intersectorial contra la Piratería (¡guau! y no se refiere a Somalia…) el apropiacionismo y sus adláteres parten con casi la mitad de los votos, para empezar (16 de 41). ¿Qué proporción de ciudadanos hay en esta Comisión. ¿Quién los representa? ¿La OCU? Pero, sobre todo… ¿por qué es necesario -y lo es- que los consumidores y usuarios tengan una representación específica en un entorno gubernamental? Este simple hecho, es la constatación clara -y a confesión de parte- de que los políticos no representan nuestros intereses: los ciudadanos –consumidores y usuarios, como nos llaman muy cucamente mostrando de qué lado va a soplar el viento- necesitamos tener una representación específica en un foro político. Y con esto, está prácticamente todo dicho.

En definitiva, redacten como redacten la proposición no de Ley, lo que se esconde detrás de ella es un nuevo intento de hacernos la cama a los ciudadanos y a los ciudadanos, también nuevamente, no nos va a quedar otra opción que cagarnos -como ya hemos hecho tantas otras veces- en este lecho infecto que los políticos nos preparan.

Bueno, tal vez lo consigan. Pero no será por las buenas. No será fácilmente. Sobre todo, no será gratis. Si quieren guerra, la van a tener y sin cuartel.

Que lo sepan.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • jrem  On 25/11/2008 at .

    Efectivamente…para mi la clave de todo esto está en la frase:

    “actividades vulneradoras de los derechos de propiedad intelectual en el entorno digital”

    ¿a que se refieren?. Si la premisa es falsa… ¿para que las conclusiones?

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: