MicroPSOE$oft

De la serie: Correo ordinario

Acabo de subir a la página de software libre de la Asociación de Internautas una nota de prensa de las Cortes de Aragón que explica graciosa y triunfalmente cómo este parlamento autonómico insta al gobierno aragonés a encargar a la Universidad de Zaragoza un estudio sobre las posibilidades de implantar el software libre en las redes informáticas de su administración pública, como consecuencia de una proposición no de ley presentada por el PP en la Comisión de Ciencia y Tecnología.

Y hiervo de indignación.

Hiervo de indignación porque, con mucha menos gracia y mucho menos triunfalismo, advierte también la nota que ese, el del estudio, era solamente el primer punto de la proposición y que había otros dos apartados que instaban al gobierno a sustituir los paquetes Micro$oft por software libre en la mayoría de los equipos ofimáticos, a lo largo del inminente año 2009. Estas dos propuestas, que constituían en realidad el meollo de la cuestión, han sido rechazadas por los votos del PSOE y los del PAR, que han dejado en minoría al PP y a la CHA, tras exigir que la proposición se votase por partes, no íntegra. De donde se deduce -¡qué cucos!-, que lo del estudio, que visto aisladamente sería, en efecto, algo positivo y prometedor, pasa a ser una simple maniobra dilatoria, un a modo de ¡qué largo me lo fiáis! y un nadar y guardar la ropa. Pero nadar en aguas puercas, claro.

O sea que estamos en lo mismo de siempre, en lo mismo que ya sucedió en la Generalitat de Catalunya y en el Ayuntamiento de Barcelona (y, en definitiva, en tantos otros lugares): mucho andar trasteando con la cuestión y de llenarse la boca con el software libre, mucha Lourdes Muñoz Santamaría y mucha gaita, pero al final, como siempre, el apropiacionismo se lleva el gato al agua de la mano del PSOE y Micro$oft, el monopolio norteamericano, triunfa plenamente para escarnio y dolor del bolsillo de los ciudadanos que se ven así, nuevamente, burlados y saqueados por una sola empresa.

Esto es corrupción pura y simple, a mí que no me vengan con cuentos. Sobre todo cuando los cuentos son recurrentes y tienen el ADN de la empresa beneficiaria más claros que el agua. Atentos si no a los argumentos de Ana María García -precisamente, García- recogidos por la nota de prensa: «[debe haber] libertad para elegir, porque los dos modelos (el libre y el de Micro$oft) están en pleno desarrollo y el Gobierno de Aragón pretende garantizar el mejor sistema». La frase contiene una perfecta estupidez en su primera parte: ¿qué es eso de que los dos modelos aún están en desarrollo? ¿Quiere decir esa señora que los dos modelos son incipientes? ¿Window$ y Linux se inventaron ayer? Porque si a lo que se refiere es a que los dos modelos están en permanente desarrollo, aparte de que eso es una obviedad, cualquier producto que pretenda sobrevivir en un mercado moderno deberá estar en permanente desarrollo, o sea que ya nos dirá esa señora (si es que lo sabe, si es que sabe algo de alguna cosa) cuál es el momento idóneo para el corte. O, si le parece, esperamos a que los dos productos dejen de desarrollarse y entonces decidimos bajo cuál sufrirá la Administración aragonesa una gloriosa obsolescencia en sus herramientas informáticas. De locos. O algo peor.

El resto de las expresiones de la dama en cuestión nos resultan altamente familiares: libertad de elegir, o eso de garantizar el mejor sistema, que tan claramente suenan a aquella neutralidad tecnológica tan notoriamente acuñada por Micro$oft a su exclusiva medida (no hay neutralidad tecnológica para los competidores, que ven cómo las licitaciones administrativas exigen sistemáticamente, sin alternativa alguna, productos Micro$oft).

¿Quosque tandem, PSOE, defraudarás constantemente al ciudadano a beneficio de lobbyes privados?. ¿Hasta dónde llegan las deudas de este partido con el apropiacionismo? Oh, y por cierto… ¿De dónde salen esas deudas? ¿Qué han dado -o qué se supone que han de dar- Micro$oft, la $GAE y tantas otras hierbas al PSOE para verse tan firmemente sustentados por el partido en el poder? Porque esto no es normal, esto va mucho más allá del compadreo común y del clientelismo habitual que, con resignación bíblica, soportamos los ciudadanos a todos los partidos, porque esto de los cuñados y de los tresporcientos es un mal tan endémico que ya lo damos por normal, pero lo del PSOE con esa tribu del copyright va mucho más allá de la parafiscalidad que los ciudadanos hemos asumido y hasta metabolizado.

Se dirá que también el PSOE gobierna en Extremadura, hoy por hoy el verdadero paraíso del software libre en España, y también en Andalucía, donde le van a la zaga. Es cierto. Es cierto, con el importante matiz -luego veremos por qué es importante- de que en Andalucía no se ha llegado a los extremos de extensión del SL a los que se ha llegado en Extremadura, comunidad esta última, que ha llevado el software libre a todos los rincones de su administración pública (o está en pleno proceso de planificación o de migración hacia ello).

Pero, claro: Extremadura es una región pequeña, con poco más de un millón de habitantes. Fue, si no recuerdo mal, en 2001 o 2002 cuando Rodríguez Ibarra lanzó su idea de baasr el desarrollo tecnológico extremeño en el software libre. Y solamente dicho esto, vale la pena fijarse en estas tres características: en primer lugar, una región pequeña y con un nivel de desarrollo bastante bajo, en relación al conjunto español total y a la media nacional (aunque parece que en estos últimos años su crecimiento también ha sido proporcionalmente más alto); en segundo lugar, sucedió hace seis o siete años, cuando el software libre era mucho más incipiente y Micro$oft, aunque acusó recibo -llegó a amenazar a Rodríguez Ibarra con pleitear contra la Junta, lo que dio lugar a un cierto cachondeo por parte del presidente extremeño- tampoco quiso iniciar una guerra que arrojaría el contraproducente resultado de dar mayor visibilidad al software libre; y, en tercero lugar, el propio Rodríguez Ibarra, hombre carismático, muy duro políticamente y muy poderoso dentro del PSOE de la época, al que no se podían dar órdenes demasiado categóricas dentro de su baronía. Por supuesto, desde entonces han cambiado muchas cosas: Extremadura, Ibarra, el PSOE y, por supuesto, Micro$oft, para quien, desde entonces, no hay enemigo pequeño, al menos en España, donde parecería que el software libre tiene implantado un núcleo bastante duro y activista.

Andalucía, dirigida por quien aún es un barón importante en el partido -aunque ya en declive-, no parece con intención de ir tan lejos como su región vecina y se ha quedado en la enseñanza, con lo que los casos no son totalmente comparables.

De modo que los aragoneses, como tantos otros españoles, continuarán regalándole anualmente 10 millones de euros a Micro$oft por las narices socialistas. Diga lo que diga la Universidad de Zaragoza (y cuanto más tarde lo diga, mejor para los sociatas).

Esta es la única cera que arde.

Actualización

Menudo tortazo le propina al PSOE la Oficina del Software Libre de la Universidad de Zaragoza: «toma, aquí tienes tu estudio»

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Ryouga  On 24/12/2008 at .

    Lógica aplastante y bien explicado ,pero acaso el software libre tiene los medios necesarios para “hacer regalos” a los responsables de su implantación?.,he ahí su fracaso.

  • alberto  On 25/12/2008 at .

    No es aceptable la decisión tomada por PSOE y CHA, ni congruente con otras declaraciones, ni lo es la del PP, que en el resto de comunidades se hace oídos sordos al SL. Y es que tengo claro que ni unos ni otros tienen claro que son las tecnologías abiertas y sus implicaciones sociales.

A %d blogueros les gusta esto: