Palmo más o palmo menos

De la serie: Pequeños bocaditos

Hace más años de lo que me apetece recordar, «La Trinca» cantaba una canción titulada «No ve d’un pam» (en catalán), cuya versión en castellano recibió el estúpido nombre de «Las hermanas Sisters» (sólo la canción: imagen estática). La primera estrofa de la canción en cuestión -versión castellana- dice así:

Llevan colgando los hombres
un cilindrín, un cilindrín,
que dicen que es para darnos
gustirrinín, gustirrinín.
Ellos presumen que un palmo
es la media nacional
pero que no den la talla
es lo más habitual

Me ha venido a recordar esta canción, concretamente en eso del palmo que es la media nacional, otra ya ilustre media nacional: el millón. El millón de manifestantes, el millón de barrigudos calzoncilleros que recibe a los analfabetos triunfantes, el millón de católicos que van a una misa… ¡Ahí! Quedémonos ahí.

Ayer, el cardenal Rouco organizó su kermesse anual a beneficio de la familia cristiana, esto es, la tradicional. Desde que falta Wojtyla, parece que el número y volumen de los happenings ha ido a la baja sensiblemente y el personal echa de menos las catarsis masivas, de modo y manera que el peleón arzobispo de Madrid ha decidido mantenerle a Zap la espada en alto por esta vía, así que la fórmula es vieja: autocares desde todo el país, bocata de mortadela (o equivalente versión Opus siglo XXI) y al mogollón, que si ellos tienen uno, nosotros tenemos dos.

Hasta aquí, nada que objetar. La libertad de reunión, de asociación, de manifestación (pacífica y sin armas) y de expresión es para todos, así que yo, encantado. Con no ir, estoy al cabo de la calle. Ni siquiera voy a entrar en discusión sobre las varias cuestiones de fondo que han ilustrado la celebración.

Lo que me hace gracia -y de ahí la reminiscencia trinquera– es el millón de manifestantes (o de misa-asistentes, llámalos como quieras) que la organización de la cosa asegura que han asistido a la misma. La media nacional, como el palmo; y el no dar la talla del millón, como en el caso del palmo, es asimismo lo más habitual. Porque cualquiera que conozca la plaza de Colón -incluyendo aledaños, venga- sabe que ahí no cabe un millón de personas ni haciendo castellers. Pero es que dudarle el millón a algún convocante ya es como dudarle el palmo a cualquier macho ibero, puede haber un conflicto. A la plaza de Colón se le estima una capacidad de entre 300.000 y 400.000 personas; va, seamos generosos y admitamos que estuvieron estrechísimos y que llegaron a 500.000. Excelencia Reverendísima, misacantanos adjuntos, chupacirios diversos: pretender que 500.000 -en el mejor de los casos- es un millón equivale a asumir que los tristes 14 centímetros de la verdadera media nacional son un palmo. A ustedes, lo de los panes y los peces les quedó bien grabado pero, amigo, hay que tener una profesionalidad y una cosa: no es lo mismo el Mag Lari, que parece el ilusionista homologat per la Generalitat, que David Copperfield, que eso ya tiene un nivel y un qué.

O sea, que no cuela.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • lamastelle-tocahuevos  On 29/12/2008 at .

    Hmm, ¿14, dice usted? No se, a mi el obispo me dijo que eran 28…28 de Diciembre, dia de los inocentes, quiero decir. Que lo del millon era una inocentada, hombre :-).

    Postdata: Si, lo se, soy malo e ire al infierno…y la de gente que me voy a encontrar alli.

  • Jordi  On 30/12/2008 at .

    A mí me encantaron dos cosas de esa macromisa:

    1.- El señor que dijo algo como “¡estoy aquí contra Zapatero!” en una mezcla de churras con merinas digna de la COPE.

    2.- El cardenal arzobispo de Barcelona (ninguna autoridad eclesiástica catalana ha asistido al evento) celebrando una misa en la catedral y diciendo que “así ahorramos el autobús a los catalanes”.

    Dios nos salve de Rouco y su piara.

  • Ryouga  On 30/12/2008 at .

    Han logrado meter un millón de personas donde solo cogía medio millón?, milagro del santo Rouco!!

    No estaba muy informado, la verdad nada mas ver una foto de una pancarta con algo asi como “la familia cristiana salvara al mundo” ya se me revolvió el estomago

A %d blogueros les gusta esto: