Arde Troya

¡Menuda tarde de domingo! La cosa estaba preparada para la media mañana del lunes, pero las santas impaciencias han adelantado veinticuatro horas el estallido. El estallido contra el vergonzoso ministro de la $GAE -da grima hasta asociarle el nombre con que indigna e indignantemente se designa su ministerio-, César Antonio Molina, que empezó callandito pero en cuanto se ha soltado el pelo ha dejado a la vieja Dixie en bragas en apenas cuestión de semanas.

Llevábamos toda la semana dando vueltas a los borradores; a dos bandas: por un lado en Hispalinux y por otro en eXgae. Curiosamente, aunque han llegado a converger en el espacio-tiempo, los dos intentos nacieron independientes y descoordinados, hasta que han tenido mucho gusto en conocerse -inevitablemente- al haber personas implicadas en ambos proyectos. Esto parecería una especie de conspiración judeo-masónico-rojo-separatista (y no faltará quien dirija los tiros por ahí, por descontado) pero, en realidad responde a una muy natural y perfectamente previsible relación de causa-efecto: cuando una copa de cristal cae al suelo, se rompe; o cuando se lanza algo al aire, indefectiblemente acaba regresando a tierra. Es lógico que si tenemos un ministro liberticida, un ministro claramente entregado a los intereses de una minoría a la que han regalado un poder omnímodo, un ministro que cegado en su afán por dar regalías a sus mandantes no vacila en poner en serio peligro el progreso técnico y científico de este país y en pasarse por el forro derechos civiles que han costado muchos lustros y muchos sufrimientos y una lucha denodada, que una entera ciudadanía las ha pasado putas de puro miedo en su voluntad de asumirlos, es lógico, digo, que toda la red se ponga en pie. Y estoy convencido de que otros muchos proyectos de levantamiento se han visto sorprendidos a medio hacer por la irrupción de los dos actuales: algunos continuarán hasta su culminación y otros se suspenderán para adherirse a los ya lanzados. No importa. La sensación Fuenteovejuna vuelve a ser el color de la red.

Los dos intentos de los que hablo son dos manifiestos. Bueno, en el caso de Hispalinux es una nota de prensa, pero para el caso da igual. Los dos claman por el liberticidio que intenta el ministro; los dos constatan el contrasentido entre un gobierno que dice luchar contra la crisis y la frescura con la que uno de sus ministros conspira para encarecer a los ciudadanos unos productos y para cercenar vías eficientes y muy necesarias (más aún en nuestro país, desgraciadamente) para el intercambio técnico, científico, académico, empresarial y, en definitiva, social. Se aúnan el miedo a la democracia que supone la red, donde el protagonista es, por fin, el ciudadano y la protección amorosa, cerrada (y cerril) de los intereses de una minoría (minoría incluso en su propio ámbito) que no renuncia a unos privilegios injustificados e injustos y que pretende, encima, no sólo incrementarlos, sino incrementar además su poder de ejecución y de represión sobre la ciudadanía entera. Y por vía directa.

El primer manifiesto es el de Hispalinux en una sátira del famoso «Plan E» de Zap (que no enlazo porque es una perfecta pérdida de tiempo). En él se critica desde el adoctrinamiento a unos cuerpos de seguridad del Estado, que no tienen nada que ver en cuestiones que, a todo estirar, constituirían ilícitos civiles, hasta la aberrante campaña en centros escolares para aleccionar a los niños de educación primaria, pasando por el intento de intoxicación a la ciudadanía con su famosa y ridícula campaña «Si eres legal, eres legal», de la que se ha choteado toda la red (incluso hoy mismo se ha sabido de una nueva pifia de las tres señoras que gestionan el invento, que se han tragado hasta las almorranas el cuento -deliberadamente preparado- de que por descargarse un archivo de una red P2P le había entrado a uno… ¡un virus en el procesador!… y hasta le han dado un premio). La nota de Hipalinux contiene exigencias que deberían ser obvias y que son, entre otras:

· Que los derechos de autor puedan ser autogestionados o delegados y que el autor pueda escoger el sistema que prefiera.

· Que la recaudación y gestión de compensaciones por derechos y la gestión colectiva de derechos de autor se realice desde el ámbito público de forma totalmente transparente.

· Que los derechos de autor sobre cualquier tipo de obra de los que las instituciones públicas sean derecho habientes sean a todos los efectos derechos demaniales. Esto es, del dominio público y que el Estado sea responsable de su protección.

Finalmente, sugiere al gobierno una nueva medida para el «Plan E»: un expediente de regulación de empleo (ERE) para César Antonio Molina (precisamente esa petición da título a la nota. En otras palabras: su cese fulminante e inmediato.

El segundo manifiesto -los he citado simplemente por orden de aparición- Es el que ha nacido en eXgae y que ha pasado a constituir el punto de partida de la campaña «MOLINA PÍRATE!», campaña que se inicia, aparte del manifiesto, con un concurso con base en Twitter, que busca el eslógan más atractivo para que, puesto en blogs, páginas web o como tag en las firmas de correo electrónico, convierta a cada uno de nosotros en un grito para que los sociatas quiten de enmedio a ese tío.

El manifiesto redactado a los pechos de eXgae, del que soy protosignante -junto con otros muchos más- y que ha sido debatido y objeto de varias matizaciones y modificaciones, es más prolijo, bastante más prolijo, pero no menos claro y no menos documentado que el de Hispalinux, aunque, en definitiva inciden en lo mismo. ¿Cómo no iban a incidir en lo mismo si la tropelía que ha generado su necesidad es la misma?

Empieza describiendo paso por paso las maniobras del ministro de la $GAE, que resume así:

«QUÉ ESTÁ HACIENDO EXACTAMENTE:

1 – Formar a fuerzas de choque que actúan en base a su ley deseada pero… no vigente.
2 – Crear un estado de ánimo a través de campañas demagógicas y erróneas.
3 – Manipular la educación
4 – Reformar la ley en ventaja de multinacionales privadas, en detrimento del desarrollo de la sociedad.
5 – Preparar el cierre definitivo durante la presidencia europea en 2010»

Seguidamente desarrolla prolijamente cada uno de estos puntos, aportando copiosa documentación en red sobre los mismos. Y concluye:

«¿QUÉ QUIEREN CONSEGUIR?

El resultado final es que sean entidades vinculadas a los beneficios de la industria cultural las que controlen lo que puede o no circular en Internet, “castigando” al ciudadano con sistemas dignos de una Inquisición moderna.

Una patada Corcuera digital en toda regla.»

A partir de ahí, el manifiesto pasa a describir las acciones a llevar acabo por mientras dure la campaña.

En fin, toca leer, pero las cosas complejas no pueden explicarse en dos palabras salvo que con ellas quiera manipularse al ciudadano.

En la red ha empezado a haber reacciones y remisiones a la campaña… ¡en una tarde de domingo! He detectado la de la Asociación de Internautas, por supuesto, la de Enrique Dans, la de Mangas Verdes (es doble), la de Menéame (también doble)… y espérate a mañana (lunes: hoy, para muchos de vosotros) y veréis cómo bajan las aguas.

Y es que esto se tiene que acabar de una vez: los ministros, los gobiernos, tienen que actuar en interés de los ciudadanos, no de ciertas minorías y de sus negocietes; si no es así, no saldremos del conflicto. Lo dijimos a finales del 2007 cuando en el Congreso nos volvieron a dar por el culo a los ciudadanos: vendrán otras elecciones, y otras y otras y otras… Y en todas ellas estaremos ahí machacando. Ahora vienen las europeas. No sé qué poder real tendrá la red, pero, a poco que sea, que Zap dé por segura una cosa: si Molina sigue ahí el día de las elecciones (y recuerde que, en ellas, España es circunscripción única), el PSOE va a tener un mal día; o, por lo menos, pasará un mal rato. Sabe que no será la primera vez.

Al tiempo.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Ryouga  On 19/01/2009 at .

    A esto se referían cuando pronosticaban un 2009 difícil?,sea…

  • Monsignore  On 19/01/2009 at .

    Y mira que lo dijimos hace tiempo; este va a hacer bueno a la Reina del Dixie…

A %d blogueros les gusta esto: