¿Muere «Flight Simulator»?

De la serie: Pequeños bocaditos

Bajaba ruidoso el río desde hacía algún que otro día, pero ya es oficial: Micro$oft clausura Aces Studio, el equipo responsable del desarrollo de «Flight Simulator». Sin que ello consiga aclararnos qué va a pasar con «Flight Simulator», ya que la gentecilla de Micro$oft no quiere desvelar ese extremo. Lo que parece claro es que M$ no va a llevar adelante ulteriores desarrollos del hegemónico simulador de vuelo, cuando menos durante una temporada, quizá larga; más allá de esta especulación, sólo se atisban dos posibilidades: o dejar que el simulador muera, o venderlo a un tercero.

Esta última posibilidad sería posiblemente razonable, siempre que M$ dé por abandonado el simulador. No tanto por el simulador en sí, que tuvo en el pasado competencia de mayor calidad técnica -aunque no como producto empresarial- como «Flight!», y que en el presente parece haber otro simulador aéreo en PC que, cuando menos, no le iría a la zaga, «X-Plane», como por la enorme comunidad que «FS» lleva consigo. Miles de desarrolladores que han levantado un enorme y sugestivo castillo de add-on y complementos, tanto integrables en el programa como funcionales independientemente, varios de ellos de pago, comerciales, y muchos más gratuitos y, por cierto, sin que no pocos de éstos últimos desmerezcan en calidad con los primeros. Esta comunidad, junto con la fidelidad de su clientela, es un valor evidente de «Flight Simulator», pero es un valor con fecha de caducidad: si Micro$oft no hace algo rápidamente con «Flight Simulator», a «X-Plane» le esperan buenos tiempos: casi sin competencia y heredera -quizá, sigue siendo especulativo- de una cierta parte, puede que importante, de esa comunidad.

El problema -que puede servir de lección- es el hecho de que, como todo producto Micro$oft, «Flight Simulator» es software apropiativo, lo que impide que la comunidad pueda seguir llevándolo adelante por su cuenta. Esperar que Micro$oft lo libere antes de dejar que muera, es como esperar un milagro mariano.

Si la muerte de «FS» llega a consumarse y la dolida comunidad extrae conclusiones al estilo de las deducidas en el párrafo anterior, el beneficiario podría ser «Flight Gear», un simulador multiplataforma realizado con software libre, que no está mal, aunque muy lejos de «Flight Simulator» y de «X-Plane», pero que podría resultar beneficiario de una comunidad escaldada por la materialización de un pelígro sobre el que los activistas del software libre hemos avisado constantemente: ¿qué pasa cuando la empresa que produce el software apropiativo que tú usas cierra o deja de desarrollarlo?

Hace ya mucho tiempo que prácticamente no toco palanca. Hace siete u ocho años, mi creciente implicación en el software libre y de él al conocimiento libre y a las libertades cívicas en red me señaló otras prioridades, me iluminó otros problemas -importantes, como es muy notorio- y la simulación de vuelo, cuando deja de ser un jueguecito para pasar a constituir un verdadero tecnohobby es tremendamente exigente en horas de dedicación, unas horas que necesitaba para esas nuevas prioridades, para combatir por la superación de esos problemas. En principio, intenté seguir vinculado a la comunidad española de la simulación de vuelo a través de sus listas de correo, pero un estado permanente de bronca con determinado imbécil me decidió a dejarlo correr definitivamente. Desde entonces, prácticamente no tengo apenas noticias de esa comunidad, pero el botarate en cuestión no logró borrar gratos recuerdos: gratos recuerdos de actividades, gratos recuerdos de compartir experiencias y conocimientos, gratos recuerdos de gente estupenda. No me gusta la idea de que este colectivo al que antaño estuve muy vinculado esté posiblemente pasando un mal rato en estos momentos, ya que desde un principio su actividad prácticamente se centró -y se cerró- sobre «Flight Simulator»; el tener que acogerse a una alternativa, si este llega a ser el caso, siempre será traumático, por más que estoy convencido de que, a la larga, saldrán ganando. Eso espero: les deseo lo mejor del mundo.

En cuanto a «Flight Simulator»… tengo sentimientos encontrados. En principio, la caída de cualquier modo de software apropiativo –si es que estamos ante eso, cabe mantener bien notorio el condicional- debería alegrarme y, bueno, sí, cualquier fracaso o contrariedad de Micro$oft contribuye a alegrarme el día; pero en este caso… bien, «Flight Simulator» no siempre fue de Micro$oft -es un buen momento para recordar que su paternidad corresponde a Bruce Artwick, que empezó a pergeñarlo nada menos que en 1976 desde subLOGIC y que no es hasta 1982 que Micro$oft se hace con el invento- pero también es verdad que, aún de Micro$oft, no se le puede negar a «Flight Simulator» un claro protagonismo en ese ámbito: incluso los que más odiamos a M$ debemos reconocer que nuestra entrada en la simulación de vuelo como tecnohobby, mucho más allá del simple jueguecito más o menos realista de pasar el rato, lo fue de la mano de «FS» y que sólo mucho más tarde -y gracias a lo que «FS» nos había enseñado- pudimos acceder y apreciar otros simuladores. Que ya son otra historia: algunos solamente con pasado y otros quizá con futuro.

Será difícil que yo vuelva a la simulación de vuelo. La guerra en la que estoy empeñado no va a acabar -tanto si acaba bien como si acaba mal- en breve plazo; ni siquiera a medio plazo. Y cuanto más me alejo de aquellos viejos buenos tiempos, más pereza me da pensar en recuperarlos: son agua pasada. Pero los buenos recuerdos y el afecto que aún conservo hacia los viejos compañeros, me hacen desear, pese a Micro$oft, que lo de «Flight Simulator» no sea nada, que sólo sea un susto, un nuevo coletazo de la negligencia empresarial de Steve Ballmer.

Amén.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Ryouga  On 25/01/2009 at .

    El FS sigue dando mucho juego sobre todo en comerciales y gracias a añadidos de terceros, pero manejar un caza en el esplendido IL2 (a pesar de su antigüedad) y luego ver la burla de dificultad que requiere pilotarlo en FS hace que pierda muchos puntos, creo que lo mejor de FS son las naves de terceros sus aviones y helicópteros son insultantenmente faciles de manejar espero que como dice esas compañías migren al realista (y dificilisimo) X-plane.

    Es una lastima perder simuladores civiles ya que disponemos de pocos titulos, no obstante en militares aparte del mencionado IL2 ,tenemos el lock-on,el Falcon ,el novisimo e impresionante BlackShark y un futuro Storm of War: Battle of Britain que parece ser un digno sucesor del IL2 con graficos de ultima generacion.

    Que sepa que lo responsabilizo a vd. por la cantidad de horas invertidas y dinero gastado en hardware por esta nueva afición…;-)

  • Javier Cuchí  On 25/01/2009 at .

    Los modelos de vuelo de «FS» siempre han sido muy criticados. Es típico de Micro$oft: reducir la calidad del producto a un segundo plano para poner delante el vaporware y la trampa. En la comunidad «FS» hay mucha gente que se cree en serio capaz de pilotar un Airbús, así, con dos cojones, porque sabe hacerlo con un modelo teóricamente hiperrealista -comercial, of course– de «FS» (el imbécil del que hablo es uno de ellos). Lo cierto es que el único modelo aceptablemente real de «FS» es la Cessna. Lo demás… Pero «FS» apostó por el hiperrealismo de los escenarios y se llevó el gato al agua (lo cual tiene gracia en gente que simula vuelos IFR a nivel 100)

    Y claro que «X-Plane» es difícil. Utiliza modelos de vuelo mucho más acabados y, lógicamente, la cosa tiene mucha más miga. Y menos clientes, obviamente.

A %d blogueros les gusta esto: