Olor a muerto

De la serie: Rugidos

Si hay algo que me cabrea, que me encabrona de verdad, de los políticos -de todos ellos, porque, por más que les cabree que se diga, todos son iguales– es su cinismo, el desparpajo con el que se tiran un pedo en un velatorio y le echan la culpa al muerto.

El velatorio, en este caso, las elecciones europeas; el pedo, en esta ocasión, a cargo del PSOE, cuya candidata en la juerga electoral del próximo domingo -aprovecho la ocasión que me brinda la presente para anunciar mi abstención fulminante: estoy hasta los mismísimos cojones de todos ellos-, Iratxe García, carga contra el PP pidiendo coherencia a Rajoy en materia de libertades en la red. Porque, efectivamente, todos sabemos que en el parlamento europeo y en materia de libertades en red, el PP la tarara sí, la tarara no, la tarara madre que la bailo yo. Unos votan por aquí, los otros lo contrario, los demás no saben/no contestan y viva la virgensita de Guadalupe pero que viva más cerca.

Luego, aquí, en la política española, el PP ve que el tema de las libertades civiles es el agujero por el que puede meterle explosivos al PSOE y ataca por ahí despiadadamente, pero lo cierto es que tampoco ofrece una alternativa muy clara ni aquí ni allá. Manuel Almeida, periodista canario y blogmaster de «Mangas Verdes» ha hecho un seguimiento de los programas electorales en materia de Internet y la verdad es que el patio, con la única excepción de IU, es deprimente. Por decir una palabra suave. De esa depresión internauta participa el PP, pero a la vista de que se han olvidado de cubrir un frente tan claro por el que ahora son atacados, ha enviado a Mangas Verdes un vídeo con unas declaraciones de Rajoy explicando más almpliamente la alternativa internauta del PP. Nada impresionante y, como bien se escama Almeida, el PP sigue sin mojarse con claridad utilizando términos vagos de los que no cabe obtener conclusión clara alguna.

Bien, todo eso es verdad y ahí está.

Pero que sea el PSOE el que se haga paladín de los derechos en red ya es el colmo. Vote lo que vote en Europa. O peor, y ahí vamos a lo del pedo en el velatorio: porque en Europa, donde pesa menos que un cabo en una capitanía general, vota una cosa, pero en España su Gobierno hace otras: en España su Gobierno es el liberticidio institucionalizado, su Gobierno es la vergüenza de nombrar a una ministra de Cultura con intereses personales en el sector de sus competencias -lo que es ilegal y podría llegar a conducir incluso a supuestos de prevaricación- y no sólo eso sino que, en un ámbito en el que hay un enfrentamiento notorio y muy serio, la ministra está alineada, en la mismísima calidad de activista, con uno de los bandos en pugna (habría que oir a Teddy Bautista -y con su razón- como nombraran ministro de Cultura a Víctor Domingo); su Gobierno es el oprobio del canon, su Gobierno es la criminalización de la red y de los ciudadanos que la usan, su Gobierno es el del atraso tecnológico atento a las exigencias de minorías privilegiadas y de empresas que mantienen una red con el precio más alto de Europa y la calidad de servicio más baja del continente; su Gobierno permite fraudes impunes al consumo en materia de facturación y permite un servicio absolutamente vergonzoso, por no decir burlesco y asimismo fraudulento, en la atención al cliente. Es el Gobierno de los privilegios al fuerte y es el Gobierno que utiliza los intereses de los ciudadanos como orinal.

Esto es ese PSOE que osa decir que el cadáver del PP huele mal mientras no hay dios padre que se atreva a mirar sus calzoncillos, del asco que dan. Por más que después, en el ejercicio de la hipocresía más abyecta vengan diputados -alguno lo ha hecho en esta misma bitácora- a decir que personalmente están en contra del canon. Y luego votan lo que votan.

No han perdido mi voto, porque están a distancia sideral de la más pequeña posibilidad de tenerlo. No han conseguido que el PP pierda mi voto porque está a esa misma distancia sideral de ídem de ídem. De hecho, ningún partido puede conseguir mi voto ni conseguir, consecuentemente, que lo pierda su adversario. Me pensé durante unos minutos la posibilidad de dar mi voto a IU (su programa electoral, en lo que respecta a los derechos civiles en red es impecable), pero luego recordé al impresentable de Llamazares votando vergonzosamente a favor del canon en el Congreso de los Diputados. Y no. No me da la gana.

Ya sé que luego la abstención les importa un pito. Sobre todo, después de las elecciones. Antes sólo les importa o bien de boquilla o bien en función de si esa abstención revaloriza o devalúa su masa prevista de votantes. Ya no me pregunto de qué calaña habrá que estar hecho para ser político: no me lo pregunto, porque lo sé. Y por eso, porque lo sé, no voy a votar. Mi abstención no será una solución, ya lo sé; y yo muchas veces he propugnado aquí votar a pequeñitos -cosa que sigo recomendando a los que les resulta materialmente impsoible abstenerse- pero ya no me quedan ni ganas de tocarles los cojones. Que se vayan a la mierda.

Y doña Iratxe García, en representación de su PSOE adorado.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Celu  On 02/06/2009 at .

    Yo, en las anteriores, fui uno de los que se tomaron el trabajo de ir al colegio electoral para votar en blanco, creo recordar que sumamos un enorme -sin ironías- 7%. El voto en blanco “acepta” el sistema pero no a los “actores”.
    Actualmente se que pedirles equidad, altruismo, honestidad u otras presuntas virtudes a los políticos -y a cualquiera otro- es creer en utopías. No los culpo de arramblar para sí y para los suyos -está en nuestros genes-; lo que se debe hacer -si es que hay que hacer algo- es perfeccionar los mecanismos de fiscalización de su “labor” para que esas tendencias innatas que todos tenemos de preponderar sobre los demás no encuentren cauce por el que discurrir. Mas, he aquí el quid de la cuestión, porque ellos son los que hacen las leyes y, pedir que legislen contra su ambición es querer cambiar 3.500 millones de años de evolución egoísta. Esto es un ecosistema dentro de otro, ellos son los depredadores y nosotros los depredados; es como un gran fractal que se repite a si mismo; así es la vida.

  • Jordi  On 02/06/2009 at .

    Ayer ví a la candidata del PSC lanzando una perorata sobre este tema y me pareció sencillamente patético.

  • Jorge Delgado  On 02/06/2009 at .

    Vaya, D. Javier, sí que está Ud. “mosqueado”.

    Sólo le ruego que se piense un poquito lo de su no-voto, que, como Ud. mismo bien dice, a ellos les importa un pito, siempre va a haber “tifossi” de los partidos mayoritarios, y con que les voten esos, ya les vale para salir, aunque la participación fuese un hipotético (y vergonzoso) 10%, o menos.
    Entiendo perfectamente su desgana y su asco, pero eso es precisamente lo que a ELLOS les beneficia. Porque llegará un momento en que sólo votarán aquellos a los que no les importe que sus dirigentes sean unos sinvergüenzas (Mauro Entrialgo dixit), y ese día estaremos perdidos.

    Siempre hay alternativas, aunque haya que romperse un poco la cabeza para encontrarlas.

    Ánimo y duro y a donde más duela.

  • Votante  On 02/06/2009 at .

    Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores.

    Hay que votar a cualquiera menos al PSOE y al PP.

    El problema de España es que se ha instalado un bipartidismo por inetereses ocultos (o no tanto) a imagen y semejanza de los grandes paises neoliberales.

    Yo creo en una campaña por el VOTO INUTIL, es decir votar a cualquier partido menos a los 2 grandes.

    PARA TOCARLES LOS COJONES.

    Se que es una utopía pero si tanto el PSOE como el PP perdieran un par de millones de votos y se repartieran, otro gallo cantaría.

  • Javier Cuchí  On 02/06/2009 at .

    Bueno, bien, como tantas otras veces, me habéis convencido. Iré a votar. Pero no sólo no votaré a ninguno de los dos hegemónicos sino que votaré extraparlamentario, que es lo que más les jode, no tanto por el desperdicio del voto -lo aprovechan igual, como del cerdo, gracias a la porquería d’Hondt- sino porque el extremismo es la voz de su conciencia (por eso Teddy intenta anestesiársela cuando nos llama radicales, no te jode el anarquista descomprimido…).

    Dedicaré lo que queda de semana a buscar algo que les toque bien las pelotas. «Ciutadans» ya no, eso fue una vez y nada más, como Santo Tomás, y además están aliados con un señor ciego que fue presidente de los ciegos tras caerse por el hueco de un ascensor el ciego presidente de los ciegos que fue su predecesor. Lagarto, lagarto…

    Algo encontraré. Igual lo digo, igual no.

    ¡«Anemya», «Anemya»! ¿Dónde estás?

  • SubSonica  On 04/06/2009 at .

    Por sus actos les conocerás. Como todos saben, una de las características de cualquier político es pasarse por el forro las promesas y programas electorales una vez obtenida la poltrona. Yo a falta de que en españa se presente el Partido Pirata (no sé por qué si las elecciones son europeas, no podemos votar a políticos suecos, haciendo un sano “apartheid” contra los corruptos políticos celtibéricos) votaré también un partido minoritario y/o extraparlamentario.
    A los que aún se planteen el votar a un grupo con reprentación parlamentaria (y no, votar al PP-PSOE NO es “voto útil”, sino regalarle nuestro voto a los lobbies que pululan a sus anchas por las instituciones europeas), les recomiendo que no miren programas ni promesas, para votar con auténtico CONOCIMIENTO DE CAUSA, que se pasen por HACHETETEPÉ DOS PUNTOS BARRA BARRA votewatch PUNTO eu ó por HACHETETEPÉ DOS PUNTOS BARRA BARRA 3 UVEDOBLES PUNTO laquadrature PUNTO net BARRA wiki BARRA Telecoms_package_directives_2nd_reading_ES , para saber qué han hecho a la hora de la verdad aquellos que dicen representarnos a la hora de defender nuestros derechos (en internet o fuera de ella, derechos son derechos y si los pisotean en internet los pisotean fuera).
    En temas como el paquete Telecom (neutralidad de la red), las Patentes de Software, el Software Libre, la ampliación del copyright y los privilegios de la industria apropiacionista, la retención y espionaje de nuestras comunicaciones digitales, la criminalización y censura del libre intercambio de informacion y datos sin ánimo de lucro, aquellos que votan a favor de los lobbies y en contra de las libertades fundamentales y los ciudadanos a los que se deben, lo hacen igual en todos estos temas.

A %d blogueros les gusta esto: