Magufos al guano

De la serie: Pequeños bocaditos

Vaya, vaya, parece que la semana se redondea…

Aparece esta misma tarde una importante noticia en «El Periódico»: el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya anula el decreto de terapias naturales de la Generalitat. Es, repito, una gran noticia, que palía el berrinche que nos llevamos muchos cuando alguien en la Generalitat, que parecía no tener nada mejor que hacer, casi mete a los magufos en el sistema sanitario público.

Afortunadamente, el Consejo General de Colegios de Médicos, el Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya y el Ministerio de Sanidad impugnaron el decreto, impugnación que, como es notorio, ha llegado a feliz término. Ahora sólo quedan por pulir pequeñas idioteces, como el hecho de que el Colegio de Enfermería ande promoviendo entre sus afiliadas cursillos sobre gilipolleces como las flores de Bach. Parecería que la Enfermería no tiene mayores problemas cuando su organización colegial se anda entreteniendo en chorradas, pero mi mujer y un buen montón de sus compañeras tienen una lista así de larga de problemas que hay que afrontar antes de solucionar la vida a unos cuantos timadores.

Me hacen gracia, eso sí los votos particulares de la sentencia, que los ha habido, a cargo de las magistradas Núria Clèries y Pilar Rovira que alegan algo así como que el decreto, en definitiva, regulaba «las condiciones de ejercicio de unas terapias que hoy por hoy se están ejerciendo sin ningún tipo de control». Yo, en cambio, diría que hay un control estupendo… siempre que se quiera que lo haya: una policía que haga su trabajo y unos fiscales que empiecen a acusar por intrusismo profesional y por estafa. Mira tú si puede o no puede haber control, sin necesidad de que la señora Geli firme tonterías en el Diari Oficial.

Que bueno, que menos mal. Y, por lo que respecta a los magufos, pueden utilizar las flores de Bach para untarse las almorranas o darse reflexoterapia podal en la punta del nabo (aunque en este caso sería… reflexoterapia nabal).

Aquí no hay más Bach buenos que el músico y la masía.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Celu  On 12/06/2009 at .

    Me parece “sintomático” que los dos votos discrepantes sean de mujeres. La mujer es mas proclive a creer en estos pseudo-brujos.

A %d blogueros les gusta esto: