Gol de Oriol

De la serie: Rugidos

Aunque quizá en el fondo no haga sino defender su propia gestión como diseñador urbanístico de aquella ciudad por la que clama -cosa a la que, por lo demás, tiene perfecto derecho-, cuando Oriol Bohigas habla de Barcelona es cuestión de escucharle con la máxima atención y, de acuerdo o no con sus opiniones, hay que someterlas a un cuidadoso análisis y aprovechar, en todo caso, sus ideas, que siempre las hay, y buenas.

Personalmente, en este caso -como en tantos otros-, estoy de acuerdo con la mayor parte de este artículo que aparece en «El Periódico» de hoy, como imagino que lo estarán muchos ciudadanos barceloneses.

Porque, en el fondo, no hace sino decir con su característica elegancia lo que pensamos muchos, muchísimos barceloneses, catalanes y españoles: que los políticos que están hoy día al frente de nuestras administraciones públicas, son una perfecta y vomitiva chusma, detritus vergonzosos de las maquinarias de los partidos.

Leedlo. Y, si no sois barceloneses, extrapoladlo a vuestros respectivos ámbitos locales y autonómicos, y a vuestra visión del nacional.

¿A que encaja?

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.
A %d blogueros les gusta esto: