La noche del loro

De la nueva serie: Crónicas de una crisis

La tarde-noche de ayer fue de caballo, como os podéis figurar. Y la sentencia del Supremo, alucinante, de verdad que es para verla, menudo encaje de bolillos al simple y específico efecto de meternos el puro con dedicatoria incluida. Aunque dispongo del texto completo de la misma, prefiero no subirlo aún, a la espera de que se haga desde la página de la Asociación pero, de verdad, cuando esté disponible, haced un esfuerzo y leedla. En todo caso, en su momento ya os subrayaré yo algún parrafito… elocuente.

De todos modos, el mal ya está hecho y las cosas son así. Ahora tenemos que afrontar unas indemnizaciones por importe de treinta y seis mil (36.000) euros más las costas, que seguro que no serán grano de anís. Estamos recabando la solidaridad internauta y, en principio, parece que la respuesta es buena, pero, teniendo en cuenta que, inevitablemente, a medida que la cosa se vaya enfriando la recaudación irá a la baja, siendo realista no se puede ser optimista. El futuro de la Asociación de Internautas, si no se produce casi un milagro, pinta muy, muy negro. Por cierto: si queréis contribuir a hacer posible este casi imposible milagro, podéis hacerlo aquí o pinchando en el botón que añado en el encabezamiento. Ninguna cantidad es pequeña, así que no os cortéis porque no podáis dar más que unas monedas.

Ayer, en reunión virtual -como casi siempre- de Junta, estuvimos hablando, especulando, deprimiéndonos y exaltándonos. Estos palos te producen una ciclotimia que menos mal que dura unas pocas horas porque, si no, sería como para volverse loco. Y llegamos a dos conclusiones:

Primera: la cosa, con los pies en el suelo, está muy mal. No vamos a engañarnos ni a engañar a nadie. Tenemos que afrontar una cantidad absolutamente imposible para nuestro potencial económico. Si ya hubiéramos sudado frío con la mitad -como por error dejó caer ayer «ABC»- y sin costas y las hubiésemos pasado canutas para afrontar esa enormidad, no os digo nada 36.000 y las costas.

Segunda: pese a todo, no vamos a rendirnos. Vamos a seguir ahí, dando caña como podamos. Es evidente que, si en el momento de la ejecución de la sentencia no podemos disponer de esa cantidad, no nos quedará más remedio que disolver la Asociación, pero hasta entonces, hasta que llegue ese momento (y, ojo, aún no ha llegado y ya veremos si llega, que los milagros dicen que, a veces, existen), continuaremos a toda máquina. Si hay que morir, lo haremos matando, y en próximas fechas esperamos poder demostrar nuestra capacidad para morder fuerte. No cerraremos el local: lo habrán de derribar con una excavadora y con nosotros dentro.

Ahora bien, ayer ya lo avisábamos al dar la noticia: si salimos de esta, que se agarren. Que se agarren fuerte, porque, si ha habido alguna contemplación con cierta gente, a partir de este momento, se acabó.

Por mi parte, en los últimos meses me habréis podido leer algunas alusiones a que, hombre, habría que empezar a buscar alguna vía de entendimiento, porque esta guerra no es buena para nadie y tal. Bueno, pues no. Borrad todo lo dicho. Si salimos de esta y la AI sigue adelante, esta va a ser en adelante mi postura personal: no perteneceré, ni como dirigente ni como socio, a ninguna entidad que dialogue o negocie con esa gente. Sea la que sea. Y según la que sea, me costará un dolor terrible dejarla, pero me da igual. Negociación o diálogo, por liviano que sea, comportarán inmediata, fulminante y automáticamente mi dimisión o mi baja o ambas cosas, según el caso.

Dicho queda.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Piccard  On 23/12/2009 at .

    Yo ya he realizado mi contribución de 10 €.
    Ojala pudiera con mas en estos momentos, aunque pienso que con 1 € por 4.000.000 de internautas son 4.000.000 €, dinero suficiente para salvaros y hasta demandarlos a ellos por llamarnos piratas, ladrones, etc…

    Animo, estamos con vosotros. Ahora mas que nunca, Santiago y cierra España.

  • Jordi  On 23/12/2009 at .

    Javier, he entrado en la web para hacer un donativo vía tarjeta de crédito y no hay manera. Probaré más tarde y, si tampoco, ya me pondré en contacto con la Asociación.

    Ánimo: se ha perdido una batalla pero no la guerra.

  • Ryouga  On 23/12/2009 at .

    Pero que demonios…ya van cuatro veces que me da error la puñetera operacion con tarjeta, lo intentare mas tarde.

    Opero con Caixa Galicia y he probado con Firefox y hasta con la porqueria del IE. }:-(

  • Jordi  On 24/12/2009 at .

    ¡Donativo hecho!

  • starblank  On 01/01/2010 at .

    10€ para ustedes. Esto no se puede permitir.

A %d blogueros les gusta esto: