Hibernación

De la serie: Anuncios y varios

Esta próxima semana tengo que tomar varias decisiones, algunas muy difíciles, y tengo que reflexionar tranquilamente. Esto de reflexionar es un arte que se practica poco, supongo que por falta de entrenamiento o por falta de tiempo o ambas cosas. Yo, aprovechando mis vacaciones navideñas, voy a tomarme mi tiempo.

Una de estas decisiones afecta a esta bitácora. Aquella depresión que sufrí horas antes de iniciarse las fiestas, causada por la sentencia del Tribunal Supremo en el «caso putaSGAE», ha abandonado ya su fase aguda y ha entrado en una fase crónica, más tranquila, más asumida, pero invariable en el análisis de causas y efectos, porque, además, se han ido sumando observaciones de lo que ha ido ocurriendo estos días. Y, como digo, esta situación afecta a «El Incordio».

Con «El Incordio» puedo hacer una de tres cosas: o bien, dejarlo como está, simple y llanamente; o bien, cerrarlo, también sin más; o puedo reconvertirlo. Si adopto esta última decisión, el ejercicio se complica porque entonces tengo que barruntar en qué lo reconvierto, de manera que me sienta cómodo con él en la nueva situación, que responda a su espíritu de siempre (si no, no tendría sentido seguir con esa cabecera bitacoril) y que pueda ser grato a sus lectores de siempre, a los seis o siete ancestrales, porque si no fuera por ellos, por vosotros, no necesitaría ni días de reflexión ni conversaciones con el amigo Jack, el carpetazo sería fulminante. De hecho, ya lo hubiera dado.

Por tanto, esta próxima semana, a menos que me dé un ataque de ansiedad compulsiva escribidora o que suceda algo verdaderamente importante que no pueda dejar correr (ya no sé qué puede ser, como no me quede yo preñado…), «El Incordio» quedará en silencio, en la UCI, como si dijésemos. Mientras tanto, si queréis decir algo, si tenéis sugerencias que creáis útiles, podéis hacerlo tranquilamente. De hecho, algunos ya lo habéis hecho, en los comentarios y por correo electrónico. A todos os lo agradezco muchísimo, de verdad. En todo caso, que silencie transitoriamente -de momento- el blog no quiere decir que yo me recluya en un convento cartujo.

Me lo pienso y os digo algo. En una semana.

Más o menos.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • ubersoldat  On 03/01/2010 at .

    Esperemos que tomes la mejor decisión, pero después del tiempo leyendo el incordio, no creo que puedas estar mucho tiempo sin escribir. Se nota que lo necesitas, y en el momento en el que algún tema te toque la fibra, volverás.

  • Óscar  On 03/01/2010 at .

    Ah, no. Reconvertirlo, bueno, mantenerlo, mejor, pero de ningún modo cerrarlo…

  • JP Clemente  On 03/01/2010 at .

    Eso se llama renovarse o morir. De todas formas piensa a lo mejor en no crearte expectativas y simplemente dejarte llevar. Es lo mismo que la contabilidad administrativa de ingreso y gastos y la especulativa de gastos y lo que se piensa ganar. Yo creo que ahí está el fallo. Desde mi punto de vista tienes una web influyente y supongo que no te sale cara. A lo mejor poco a poco puedes seguir tranquilamente. Es como los gladiadores romanos, sin miedo pero sin esperanza o como SITEL, lento pero torpe.

  • A  On 03/01/2010 at .

    Javier, te esperamos.

  • Laertes  On 03/01/2010 at .

    Espero que la decisión no sea cerrarlo. Creo sinceramente que “El Incordio” es necesario.

  • luis.tic616  On 03/01/2010 at .

    Javier, quedo expectante y espero que no, que el incordio no cierre. Yo, como Laertes, considero que es necesario.
    Un abrazo

  • Ángel Bacaicoa  On 03/01/2010 at .

    No convirtamos las molestias en tragedias. Tratemos de convertir las tragedias en molestias.
    Feliz Año Nuevo y que no decaiga.

  • Jordi  On 03/01/2010 at .

    Se ha perdido una batalla pero no la guerra. Ánimo y adelante.

  • Ryouga  On 04/01/2010 at .

    Venga no se desanime un blog como este donde se informa sin pelos en la lengua es muy necesario.

    Piense que hoy en dia todo el mundo conoce el dia “D” pero pocos se acuerdan de Dunkerque.

  • lamastelle-vacacionero  On 04/01/2010 at .

    Vacaciones, al fin, ya era hora. Solo una semanita pero algo es algo. Aprovecharemos para comprar cosas, y meter dinero en la tarjeta visa, para hacer un envio a la ai, para pagar multas…

    Por cierto, lei hace tiempo que eso de pedir para multas es ilegal en paises como la civilizada Francia…

  • Javier Cuchí  On 04/01/2010 at .

    Pero es que lo que nos han clavado no es una multa (aunque en muchos lugares -creo incluso que de la propia AI- se haya escrito así inapropiadamente): es una indemnización por perjuicios… morales.

  • galeta galàctica  On 04/01/2010 at .

    Abandonar es rendirse y eso..¡jamás!
    ¡ “El incordio” no debe rendirse nunca!

  • Asturiano  On 05/01/2010 at .

    Ni se te ocurra cerrarlo paisano. ¿Cuando se vio a uno de nuestra tierra rendirse?. Si hay que descansar se descansa, pero abandonar…jamas. Animo y un saludo.

  • miguelc  On 05/01/2010 at .

    Sé por experiencia propia lo que es sentir la tentación de abandonar, así que no puedo criticarte. En todo caso, y por lo que valga, decirte que si nos dejas echaría mucho de menos tus escritos.

    Y si te decides por la reconversión, ¿qué tal especializar el blog en la lucha por los derechos civiles, dentro y fuera de Internet? La desverguenza de nuestros políticos, y el pasotismo de tantos ciudadanos, está haciendolo cada día más necesario.

  • PROTESTAVECINO  On 05/01/2010 at .

    No abandones, se está luchando desde distintos frentes y al final ganaremos.
    Con los políticos hemos topado, pero no pueden seguir engañando a los ciudadanos, nuestra lucha es lenta pero segura.
    La “honorable sociedad” se está quedando sin “señorías” placenteras.
    No abandones, reforma, refunda, lo que quieras pero no abandones.

  • Nubian Singer  On 05/01/2010 at .

    ¡Por Dios, Javier! ¿No ves que, sin ti, seríamos uno menos?

  • ExpoBi  On 06/01/2010 at .

    No hay muchas personas de su calidad, no nos deje solos en este páramo frío.

  • Agobi  On 07/01/2010 at .

    Señor Cuchi , ni se le ocurra abandonar !!!!! Ánimos !!!!

  • REMO 88  On 10/01/2010 at .

    La verdad es que el “incordio” ha sido un referente para mí desde hace ya tiempo, sería una verdadera pena perderlo.
    Espero y deseo que la decisión no sea cerrarlo

    SAÚDOS

  • Jose  On 11/01/2010 at .

    A pesar de saber que tomaras la mejor decisión y que contarás con la comprensión de todos, eso no evita que sea una pena que elincordio entre en la UCI.
    Suerte en todo!

A %d blogueros les gusta esto: