Parte nº 5 – Guerrilla

De la serie: Partes de guerra
Desde el campamento libre de #nolesvotes
Día 27 TLS

Nueva reunión -presencial, of course– en Barcelona. Esta vez pudo venir Klaudia y contamos con la presencia de Pep Jover, el abogado que llevó el impactante caso Padawan, al que esperábamos en la anterior reunión, la primera, pero a la que no pudo asistir.

En primer lugar, valoramos las acciones individuales de papeleo llevadas a cabo, evidentemente modestas dados los recursos materiales -la impresora de cada cual- y los poquitos que somos. Este tema de la desmovilización presencial continúa siendo tema de debate y existe un cierto consenso -que Klaudia, docente, admite, pero matizado- en que el sistema educativo y universitario han dedicado los últimos treinta años en formar para la desmovilización (lo que en los viejos tiempos llamábamos alienar). De todos modos, la presencia en la calle, a estas alturas del calendario, no importa que sea modesta -aún no sería momento de movidas masivas supuesto fuera posible que las hubiera, que no parece- pero interesa que vaya produciéndose como un goteo, de modo que vamos a seguir con los papelitos. Por cierto que Angeloso los deja en los parabrisas de los coches estacionados, que no es mala idea.

A continuación, Pep Jové nos imparte una interesante teórica de guerrilla jurídica que, efectivamente, nos ofrece una clave para llegar a una pequeña síntesis útil entre la potencia que indudablemente tenemos en Red y la desmovilización en la calle, o, dicho de otra manera, cómo bajar al mundo presencial nuestra verdadera fuerza: y propone un encadenamiento de Iniciativas Legislativas Populares basadas en la firma electrónica. Entiende que entre DNI electrónicos, y certificados CERES y FNMT hay suficiente volumen como para que las ILP sean factibles sin esfuerzos sobrehumanos: simplemente hacen falta pasarelas, páginas web de base y gente que movilice voluntades, cosas todas ellas que no habrían de faltar -al contrario- en #nolesvotes. Hay un valor añadido (que también tiene sus inconvenientes): si se reúnen las 500.000 firmas en un proyecto ILP, se logra una subvención de aproximadamente 300.000 euros. Una apreciable cantidad con la que el entorno #nolesvotes podría tocar muchas y muy importantes narices. pero que sería un arma de doble filo: la aparición de dinero siempre genera desconfianzas y reservas dentro de un colectivo como el nuestro, desconfianzas y reservas fácilmente azuzables por provocadores -que no faltan- que se mueven en interés del enemigo. Si llegara a haber posibilidades reales de sacar adelante una ILP (y no digo nada si varias), habría que tener implementado para entonces un sistema de gestión transparente de ese dineral, así como canales fiables para que el colectivo pudiera decidir el destino de ese dineral. Demasiados ítems organizativos -y ese es otro inconveniente- para un colectivo que funciona celularmente y que repugna todo atisbo de organización y todo método de [supuesta] representatividad. En fin, son dificultades -quizá importantes, algunas- que tendremos que aprender a resolver y que no resolveremos de cara al 22 de mayo. Por eso es importante -no me cansaré de insistir en ello- que sin perjuicio de trabajar todo lo que podamos de cara a mayo, nuestros verdaderos objetivos habrían de fijarse con la vista puesta al 2012.

Al hilo de la sugerencia de Jové, se pusieron sobre la mesa variaciones, más simplificadas, sobre el mismo tema: por ejemplo, una suerte de government bombing, consistente en la solicitud de incoación masiva de expedientes administrativos en diversas áreas públicas, junto con su correspondiente cortejo de recursos. Motivos para ello no faltan, no haría falta tener mucha inventiva para encontrar desajustes que denunciar, derechos que reclamar, etc. Se pretendería con eso provocar una ralentización en la acción administrativa de la que trascendiera la autoría del entorno #nolesvotes, cosa que provocaría rechazo en algunos ámbitos especialmente perjudicados por esa ralentización pero esa hostilidad se vería sobradamente compensada por la visibilidad que daría al colectivo.

En todo caso, decidimos divulgar estas iniciativas, a ver qué aceptación tienen y, si es así, ponernos en marcha sobre esa base.

Klaudia explica la diversidad de movimientos más o menos parecidos a #nolesvotes y que, en todo caso tienen el mismo origen -la ira ciudadana ante la vesanía partidista- y una misma finalidad -llegar a una limpieza democrática que haga de los políticos verdaderos representantes del pueblo-, aunque cada uno de esos movimientos se duela de lo suyo, y recalca la importancia de colaborar -a título individual, por supuesto, pero en el mayor número posible- con las acciones de calle de estas otras plataformas.

En este hilo, los vejestorios recordamos cómo en el tardofranquismo, la oposición logró crear un ambiente de inquietud política a base de acciones muy visibles que, realmente, llevaba a cabo muy poca gente, simplemente a base de reiteración incansable. Pensamos que, de alguna forma, habría que lograr crear un clima parecido que empapara -como acabó empapando en la época franquista- en amplias capas de la ciudadanía. Tendríamos que idear alguna metodología al respecto.

Y, finalmente, se fijó la próxima reunión de#nolesvotes Barcelona (bien, o de los de #nolesvotes Barcelona que hemos acudido hoy más los que quieran venir): lunes, 28 de marzo, a la misma hora, las 19:30 (7 y media de la tarde) en el mismo lugar, el Viena, c. Pelai, 16.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Giorgio Grappa  On 15/03/2011 at .

    Gràcies pel resum, Javier!

    Continuarem deixant paperets sobre els parabrises, són molt més visibles del que sembla.

    I, sí, estic totalment d’acord: l’objectiu són les eleccions generals del 2012, això de les municipals és només un assaig.

    Endavant!

A %d blogueros les gusta esto: