La casta se cabrea

De la serie: Esto es lo que hay

Ayer, por fin, se lió. Bueno, o eso dicen. O eso parece. O vete a saber. Está más que evidente y manifiestamente claro que los medios rugen de entusiasmo al disponer de un pretexto para atacar -a saco- al movimiento 15M. Evidentemente, como voceras de sus amos. Están acojonados ante lo que pudiera acontecer el domingo; no porque teman nada luctuoso (saben que, si no lo provocan ellos, no va a haberlo) sino más bien algo masivo, algo que llene -que va a llenar- los telediarios vespertinos de ese domingo en todo el mundo.

Ayer, o entre ayer y anteayer, grosso modo pasaron tres cosas: lo del parlamento catalán, lo de Cayo Lara en la acción antidesahucio y lo de Gallardón en Madrid. Por partes, de más sencillo a más complicado.

Gallardón prohibió determinadas manifestaciones de exceso sónico para la cosa esta del orgullo gay en Chueca -prohibición que su colega Botella no ha hecho, sin embargo, extensivas a otras fiestas de otro orden en otros barrios- y ¿consecuentemente? el otro día, paseando con su familia, fue abucheado. Nada más que abucheado, no se le agredió físicamente, al menos que conste. Y Gallardón se cabreó de mala manera.

Cayo Lara acudió a una acción convocada para impedir un desahucio por ejecución hipotecaria -acción, por cierto, que tuvo éxito- y fue abucheado. Igual que Gallardón, fue abucheado, no se le agredió físicamente. Y Cayo Lara se cabreó de mala manera.

Lo del Parlament de Catalunya ayer es más complejo. Esencialmente habría que tratar dos cuestiones: la primera, el hecho de que se intentara bloquear el acceso al edificio del Parlament; la segunda, si hubo o no violencia sobre los diputados y, en todo caso, si hubo o no violencia en general. También ahí habrá que ir por partes.

¿Es legítimo -siquiera moralmente- bloquear los accesos a un parlamento democrático? Eso nos lleva a otra pregunta: ¿es sacralizable un parlamento democrático? Aquí hay que hacer varias consideraciones: un parlamento podrá ser, si se quiere, una especie de templo de la representación ciudadana. Bueno, bien, vale. Una ciudadanía en la calle, no representa a nadie porque es la propia ciudadanía. ¿En qué medida? Esto nos lleva ya a la guerra de cifras y a la representatividad implícita (nunca formal) de la gente en la calle. Porque, claro, dejando aparte los dimes y diretes sobre si en la calle había dos mil, veinte mil o doscientos mil (es retórico: por supuesto que doscientos mil no los había y veinte mil, probablemente, tampoco, aunque también me parece que había bastantes más de dos mil) sí es del dominio público la general consideración, por parte de la ciudadanía, de que la política está secuestrada por la casta. Desde este punto de vista, el templo de la representación ciudadana resultaría lleno de mercaderes y, así las cosas, los que ayer estaban en la calle no ostentaban una representación pero sí que constituían un reflejo del sentir de la ciudadanía. No le estoy dando vueltas demagógicas a las cosas: el sentir de la ciudadanía está más que claro en las encuestas y en lo masivo del propio movimiento del 15M, reiterado, desde el pasado 15 de mayo en multitud de ocasiones, de lugares y de circunstancias. ¿Confieren este reflejo del sentir de la ciudadanía y el bastardeo de la institución representativa por parte de la casta legitimidad moral suficiente para bloquear en un momento determinado el acceso a un parlamento? Esto es algo que cabe discutir. Y cuando digo discutir, lo digo en el sentido de someter a debate y no -o no necesariamente- en el de impugnar.

Violencia. Hubo, es evidente, escenas indeseables: algún empujón, un par de pintadas y el señor este discapacitado que dice -y parece que lo dice en serio y todo, no cuelgues- que le intentaron robar el perro lazarillo. Es condenable, por supuesto, y jamás debió ocurrir. Hay algo, sin embargo, a lo que habrá que acostumbrarse y luego me extenderé sobre ello: se trata de una convocatoria horizontal y, por tanto, nadie tiene el control, ni para bien, ni para mal. Por tanto, es inevitable que sucedan cosas como estas que, repito, son lamentables pero absolutamente inevitables (de hecho, la propia policía no las pudo evitar… ¿o sí?) y que llegan a suceder incluso en convocatorias mucho más controladas verticalmente. Se reconocerá, no obstante, que no se trata de agresiones muy graves, al menos en cuanto a sus consecuencias; si se hubiera tratado de la masa desencadenada que se quiere pintar, ayer hubiera sido una jornada de luto.

Pero, por otro lado, hubo treinta y dos heridos o lesionados, sólo dos de ellos policías y, en todos los casos, afortunadamente, leves. La pregunta es: ¿quién causó estos heridos? ¿Ellos mismos? ¿Se autolesionaron? Nuevamente, cuando se habla de violencia, los datos objetivos, es decir, el número de heridos, señala claramente a la policía. Habría que ver, en todo caso, en qué circunstancias se produjeron porque, ya puestos, extraña mucho que la misma gente que hace quince días recibió una soberana paliza a manos policiales sin incurrir a su vez en el menor acto violento ni antes ni después de ser bestialmente apaleada, se dedique a la violencia así, por las buenas, sin más (que es de lo que todos los medios con rara unanimidad y sospechoso entusiasmo están acusando al 15M).

Coincidiendo con los dos casos anteriores, hubo abucheos, eso sí, a saco, para todos, sin distinguir formación política alguna, como es, por otra parte, coherente, porque el 15M no va contra ningún partido concreto sino contra la casta que los domina todos.

Y, finalmente, la policía dando la nota de nuevo. En primer lugar -olé por la profesionalidad- los policías infiltrados fueron detectados y prolijamente fotografiados y videografiados. En segundo lugar, se acusa a estos policías infiltrados de actuar de agents provocateurs y de haber sido precisamente ellos los que llevaran a cabo acciones violentas arrojando objetos. En algunos vídeos se observa a la gente acusándoles de estos actos. ¿Hay vídeos que muestren a estos policías llevando a cabo estas acciones? No han sido vistos -la mayoría de las filmaciones se iniciaron justamente después de ellas y como consecuencia, dicen, de las mismas- pero parece que podría haberlas y que se están buscando para utilizarlas como prueba en acciones judiciales que podrían entablarse contra ellos. Habrá que esperar. Mientras tanto, alguien debería explicar a qué obedecen las infiltraciones y por qué -suponiendo, aunque no admitiendo, su eventual necesidad- actuaron en manada y no como parecería más lógico y operativo, dispersos solos o por parejas. Una agrupación de más de media docena de agentes -lo que, por lo demás, debió facilitar su detección, muy difícil con otro despliegue más discreto- es sospechosísima y confiere, a priori cierta verosimilitud a las acusaciones de provocación que se efectúan contra ellos.

Hasta aquí, lo que hay. Vayamos ahora a sacar algunas conclusiones.

En primer lugar, me hace gracia ese aire de ofensa de los políticos abucheados y me hace aún más gracia el tono de reproche que se formula desde los medios contra los abucheos. Perdón pero: ¿quién dijo que un político no puede ser abucheado?. ¿Es que no va ello con el sueldo? El abucheo, señores, es una manifestación de la libertad de expresión; que puede ser considerado como más o menos inelegante, pero es lo que hay. Si a Gallardón no le gusta que le abucheen los gays, que no les toque las narices; y si se las toca, aún por la muy digna razón de que considere su deber hacerlo, debe apencar con el pataleo de los perjudicados. Va con el sueldo, repito.

Lo mismo con Cayo Lara. Arguye que es injusto que le abucheen porque él mismo había participado, cuando no era nadie en actos como el del suceso en cuestión. Pues a lo mejor es injusto, no lo sé, pero también va con el sueldo y tiene que aguantarse. Si no quiere que lo abucheen y participar de acciones anti-desahucio, que abandone los palacios de la casta y que regrese al lugar del que procedió. Entonces no le abuchearán, de la misma manera que antaño no fue abucheado.

Ídem del lienzo con los abucheos que sufrieron ayer los diputados catalanes. ¡Pues anda que no estamos los ciudadanos hasta más arriba de la coronilla de tanto presenciar abucheos en los distintos parlamentos, nacional y autonómicos…! Y lo que no son abucheos sino rifirrafes degradantes a dos, tres y cuatro bandas. Y hay un partido -no diré cuál es, pero está en la mente de todos- que usa y abusa prolijamente de esto del abucheo, técnica en la que sus miembros son depurados maestros (partido que, huelga decirlo, largó ayer abundantes sapos y culebras contra el 15M, desde el de la barba hasta la del bótox).

En otras palabras: pretenden en serio que les votemos y que, a continuación, permanezcamos en nuestras casas calladitos y acríticos, sin decir esta boca es mía durante cuatro años, hagan lo que hagan (y que, pasados los cuatro años, repitamos el ciclo como si tal cosa). Pretenden en serio que permanezcamos en silencio mientras ellos están destrozando impunemente a toda una generación, mientras están acabando con el estado del bienestar, mientras están al sumiso servicio de los mercados financieros, mientras nos están traicionando alevosamente, mientras se entregan unos o toleran plácidamente otros la corrupción económica y/o política más abyecta. Y no les basta con eso: ¡¡pretenden, encima, que les aplaudamos y les consideremos acreedores a la máxima dignidad!!.

Dejémonos de cuentos: en términos de violencia, ayer no pasó absolutamente nada que fuera más allá de meras anécdotas sin mayores consecuencias; y si algo no fue una anécdota, si algo tuvo o debiera tener alguna consecuencia, sería, en todo caso, la sospechosísima y muy poco profesional actuación (en el mejor de los casos) de un grupo de policías de paisano.

Lo único que ocurrió ayer es que cuatro gilipollas y/o un bien aleccionado grupo de policías, montaron algo de pollo sin mayores consecuencias en una manifestación cívica absolutamente pacífica que se dedicó, eso sí, a abroncar a los políticos muy agriamente, cosa que a los políticos, siempre tan pagados de sí mismos, les sienta como un tiro en la barriga, sobre todo cuando la cosa acontece en público (ahí les duele aún mucho más: en privado, tienen unas tragaderas como el desagüe de las cataratas del Niágara). Ayer, lo único que ocurrió es que unos medios tan corruptos como el sistema al que jalean encontraron una gotita de agua sucia y la metieron en un caldero enorme que ellos mismos llenaron de mierda.

Saben -como sabemos nosotros, aunque esos mismos medios nos lo intenten ocultar- que está toda la atención mundial puesta sobre los movimientos cívicos en España; el 15M les pilló a contrapié, pero esa jornada y las que subsiguieron, las escenas de protesta masiva ante los intentos de levantar las acampadas en Madrid y Barcelona, les han mostrado que se trata de algo masivo, que detrás de esas decenas y decenas de miles de ciudadanos que se movilizaron y se movilizan aún por toda España están las voluntades, los anhelos, la protesta y la opinión de millones de españoles. Consecuentemente, le tienen un pánico loco a lo que pueda ocurrir -y no precisamente en términos de violencia– la jornada del domingo, que podría constituir un enorme bofetón -en términos figurados, no vaya a ser…- al tinglado actual de la casta. Saben que si lo del domingo triunfa -y triunfará- esto irá hacia adelante ya sin freno posible y, si es así, dentro de un año puede ser verdad aquello que dijo Guerra de que a España no la va a conocer ni su madre. Por eso van a intentar por todos los medios, sin regatear juego sucio, desactivar la convocatoria del domingo. Y si no pueden desactivarla, la minusvalorarán. Seguro que a estas horas ya están las crónicas incluso redactadas.

No lo conseguirán. El domingo, miles y más miles de ciudadanos vamos a demostrarles, en toda España -y pacíficamente, además, como siempre ha sido-, que estamos hasta las narices de ellos y de sus guarradas.

Y que o cambian las reglas o las cambiaremos nosotros. Así de claro.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Jordi  On 16/06/2011 at .

    Espero que los cuatro capullos que la liaron ayer el Domingo se queden en casa durmiendo la mona y dejen a los ciudadanos manifestarnos pacíficamente. Estoy hasta las narices de que cualquier acto, por justo y bienintencionado que sea tenga que ser reventado por los cuatro perroflautas de siempre.

  • Edu  On 16/06/2011 at .

    El domingo taparemos muchas bocas. Saludos.

  • Anónimo  On 16/06/2011 at .

    Seguro que ya lo habéis visto…, pero si estos llegan a ser violentos a los camuflados no los salva ni las gafitas del fortachon… chulesco como el solo…

    http://www.diariosur.es/rc/20110615/espana/supuestos-mossos-infiltrados-entre-201106152301.html

  • Aitor  On 16/06/2011 at .

    Clap!Clap!Clap!

  • Listo Entertainment  On 16/06/2011 at .

    Bravo! Lo he reenviado y compartido por las redes!

  • Raúl  On 16/06/2011 at .

    Bravo!!! No puedo estar más de acuerdo!
    El 19J todos a la calle!

  • Alejandro  On 16/06/2011 at .

    Las equidistancias se venden bastante bien, y en eso supongo que está parte del éxito de tu blog, pero es en las actitudes equidistantes donde más injusticias se cometen en el mundo.

    Comparar a Cayo Lara con Gallardón o los políticos catalanes es una injusticia bastante grande.

    1) Los políticos catalanes y Gallardón fueron abucheados por decisiones políticas que tomaron en sus cargos. Cayo Lara no ha tomado ninguna decisión política criticable y nunca habría tomado una decisión a favor de desahuciar gente.

    2) Los manifestantes fueron a buscar al parlamento a los políticos y a Gallardón a su casa. Cayo Lara apareció por el desahucio porque le invitó a ir la gente del PAH. La situación roza el esperpento cuando uno conoce que Cayo Lara ha estado constantemente apoyando a la gente desahuciada desde mucho antes que se crease el 15M, es decir, cuando Cayo Lara iba a los desahucios mucha de la gente que le abucheó estaban en casa jugando a la Play Station.

    3) Eso va en el sueldo ¡Juas! Hablas como si todos los políticos ganasen lo mismo. Cayo Lara no tiene ningún cargo electo, luego, no cobra de las arcas del Estado. En cualquier caso los políticos de Izquierda Unida siempre han ganado muy poquito porque, a diferencia de otros partidos que viven de lo que les regalan los bancos, IU solo tiene las cuotas de sus afiliados y de sus cargos electos y éstos últimos entregan al partido una parte muy importante de su salario cuando son elegidos. Hubieron épocas en las que, mientras los diputados desplazados de CIU vivían en el Hotel Palace, los de Izquierda Unida estaban 3 compartiendo un piso.

    4) Respecto a lo que tu llamas palacios de la casta, que yo sepa Cayo Lara ha renunciado a muchos de sus privilegios como líder político, por ejemplo, se niega a viajar en Business Class y se niega a esperar en la sala VIP de los aeropuertos. Además, si sigues la trayectoria de casi todos los políticos de IU, verás que ser un político de ese partido tiene más de castigo que de “privilegio de casta”.

    Ahora dirás “es que tu eres de Izquierda Unida por eso los defiendes”. Pues no, ni milito ni he militada nunca en IU y, aunque sí fui votante suyo en otra época, hoy en día voto a otro partido. El asunto es que, a diferencia de a ti, a mi no me hace falta volver a ver el video de Supercoco donde se decía aquello tan bonito de “Amigos, esto es izquierda y esto es derecha”.

  • Larrabe  On 16/06/2011 at .

    Ondo idatzita!!!

  • Koldo  On 16/06/2011 at .

    Aqui en Pamplona, durante muchos años, se celebraba en el marco de las fiestas de San Fermin un acto festivo, la marcha a Visperas en la iglesia de San Lorenzo. La Corporacion municipal, iba a ese acto con traje de gala, y eran zarandeados a conciencia e increpados por la masa, que trataba de que tardaran en llegar el mayor numero de horas posible, para darles una “leccion”. Casi ningun politico se enfadaba hasta que la cosa derivo en golpes patadas, puletazos etc… Despues de unos pocos años, el acto se suspendio. Creo que un poco de critica acida les va en el sueldo a los politicos, asi que si les increpan pero no les golpean, que se aguanten y no se enfaden, que aprendan que la critica y el abucheo les va en el sueldo. Eso si, por mi parte, que sea sin tocarles un pelo, pero que se sientan presionados por los ciudadanos a los que se supone que gobiernan.

  • Néstor  On 16/06/2011 at .

    Totalmente de acuerdo, creo que explica muy elocuentemente mi punto de vista acerca de todo esto. Gracias! Comparto salvajemente.

  • Juanma  On 16/06/2011 at .

    Alejandro, me parece muy justa tu puntualización, porque tienes toda la razón que no es lo mismo y que se está pecando demasiado de “todos son iguales”.

    Pero sí creo que hicieron bien en robar (mejor dicho, impedir que les robaran) el protagonismo a Cayo Lara. Su presencia allí puede ser honesta, pero no hay que ser inocentes y negar que hay un oportunismo partidista claro.

    No es un ciudadano cualquiera y él lo sabe mejor que nadie, y si es buen estratega sabrá que lo único que consiguió yendo a Tetuán fue que se hablara más de que lo abuchearon que del hecho de que la presión popular postergó un deshaucio inmoral.

    Por supuesto sin violencia (por convicciones o por estrategia), pero me parece bien el “toque de atención” a aquellos políticos y partidos que vean en el 15M un mar donde pescar votos. Ni es el momento ni el lugar.

  • andres  On 16/06/2011 at .

    Hessel no opina lo mismo

    “Considero, por tanto, intolerable cualquier intento de paralización de las instituciones de representación democrática, así como la coacción de todo tipo ejercida contra los representantes de la voluntad popular. Eso nada tiene que ver con la resistencia pacífica ni con la legítima disidencia democrática. Eso no se puede tolerar, y no debemos permitir que algunos grupos, desde dentro o desde fuera del movimiento de los indignados, intenten aprovechar esos hechos para enturbiar el buen fin y las actitudes mayoritarias de los ciudadanos que se han movilizado pacíficamente durante las últimas semanas en casi un centenar de poblaciones españolas.”

    http://politica.elpais.com/politica/2011/06/16/actualidad/1308221212_755049.html

    Pero bueno ¿por qué no podemos trabajar y llevar adelante las propuestas en lugar de protestar y protestar? En Redondela, lo han logrado http://cienciasycosas.blogspot.com/2011/06/como-renovar-la-democracia-desde-dentro.html

  • Viajero  On 16/06/2011 at .

    Está claro que empiezan a sentirse incómodos y cansados con lo que está pasando y al final pasará cualquier tontería.

  • Anton  On 17/06/2011 at .

    Yo estube, esto es lo k vivi y senti: http://goo.gl/wKrc4
    Me encanta que las personas que sabeis escribir pongais voz a mis pensamienton!

    Millones de gracias, de verdad!

  • Anhinoagua  On 17/06/2011 at .

    Cuando el responsable máximo de un partido político va a un acto publico no puede abstraerse del cargo que ocupa y representa en ese momento quiera el o no al resto de su partido, los indignados lo abuchearon, logico ¿no? o es que este señor no se ha enterado aun que se esta en contra del actual sistema que mantiene a los partidos y sus responsables como funcionarios del estado?
    Puede que sea muy ingenuo…o puede que crea que los indignados son tontos.
    Es posible que ahora vean que no es tan facil salir en la foto

  • Pedrita  On 17/06/2011 at .

    Al principio no consideraba correcto evitar que se entre al parlament. Sin embargo, si somos la ciudadanía la que les legitima que estén ahi, también entiendo que tiene un sentido bidireccional. Y como no aplican métodos democráticos como es un referendun, para llevar a cabo esas medidas (el programa político de CIU decia lo contrario), considero legitimo. A Cayo Lara se le abucheo por coger protagonismo de más y lo consiguió. Hubiera sido un acierto por su parte, no hacer declaraciones como coordinador de IU en ese momento. Yo tb he sido (y posiblemente seré) votante de IU.
    Lo del diputado invidente ha sido la gota que colma el vaso, que vivan los tópicos y la manipulación sibilina. Dejo un video donde se ve como entró el señorito. Se ve eso y muchas cosas más. Vean y juzguen ustedes mismos http://blip.tv/okupemlesones/15-7-11-parlament-de-catalunya-5283621

  • endertalker  On 17/06/2011 at .

    Una panda de payasos de extrema izquierda reventando un movimiento ciudadano pacífico, vaya novedad.

  • Josep  On 17/06/2011 at .

    Felicidades por tu artículo!
    Personalmente rechazo la violencia venga de donde venga, a partir de aqui el movimiento 15-M no va a parar. Y lo tengo claro por que nos han dado y nos siguen dando motivos y lamentablemente creo que la situación va emperorar. Porque algunos, politicos, banqueros siguen con un sistema insostenible: crecimiento económico sin limites, con recursos limitados creando cada vez más diferencias ricos y pobres.Es una ecuación con un resultado de consecuencias devastadoras.

    un salud!
    Otro mundo es posible.Otro mundo es necesario.

  • jimmy  On 17/06/2011 at .

    Si les cabrea que se les abuchee que se jodan, así de simple. Yo en mi caso, por ejemplo, estoy hasta los cojones de que los políticos en vez de tomar medidas serias contra la crisis, y con serias quiero decir a que dejen de mangonear, estén tirándose trastos a la cabeza los unos a los otros como niños pequeños en un patio de colegio. Y esto es solo un ejemplo porque realmente podría estar 5 meses o más , escribiendo las cosas que me tienen hasta las pelotas y de las que, exclusivamente, son culpables ellos.

  • Amalacrema  On 17/06/2011 at .

    Muy bueno!! Es genial ver plasmado de una forma tan profesional lo que uno ya piensa!
    Aunque no apruebe la violencia, tengo que decir que la situación es completamente ridícula:
    La policía se dedica a agredir a la gente y nadie se responsabiliza, ahora la gente agrede a la clase política y ya se está hablando de penas de 3 a 5 años.
    ¡Venga ya hombre!

  • Ninel  On 17/06/2011 at .

    Felicidades por expresar tan bien lo que muchos pensamos.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    No podemos permitir que arruinen el movimiento 15-M.
    Tenemos que salir a manifestarnos el día 19 de junio.

  • enhiro  On 17/06/2011 at .

    Sólo una cosilla, a Cayo Lara llegaron a lanzarle el agua de una botella, y por lo que yo le oí instantes después no se cabreó sobre manera. De hecho ha sido bastante comprensivo con declaraciones posteriores. Vaya por delante que no conozco demasiado la figura de Cayo Lara, pero por lo que he oído lleva estando en los grupos antidesaucio desde bastante antes que la mayoría, y no estuvo bien lo que le hicieron.

  • Anonymouse  On 17/06/2011 at .

    Enhorabuena por plasmar en palabras el sentimiento de todo un pueblo.
    A pesar de estar trabajando el Domingo saldré a la calle a expresarme, en este pais corrupto de mentiras y engaños.
    Saludos.

  • DAMADENEGRO  On 17/06/2011 at .

    bien claro y si no les gusta.. la puerta está abierta

  • andres  On 17/06/2011 at .

    El intento de bloqueo de las instituciones representativas; independientemente de si nos representan, no debe de ser el camino para lograr cambios. No caigamos en la trampa de la ultraderecha. La democracia real también consiste en respetar el voto y las ideas del resto de ciudadanos, aunque no se esté de acuerdo con el resultado o con los representantes.

    http://cienciasycosas.blogspot.com/2011/06/bloquear-el-parlamento-no-debe-de-ser.html

  • observador subjetivo  On 17/06/2011 at .

    Totalmente de acuerdo.

    Os invito a leer mi opinión aquí:

    http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2011/06/politicos-indignados.html

  • Altivolantis  On 17/06/2011 at .

    ! ahhhh… que placer me da leer algo transparente no “maquillado”… cae como una ducha fresca en el desierto…. gracias !

  • Monsignore  On 20/06/2011 at .

    “En primer lugar, me hace gracia ese aire de ofensa de los políticos abucheados y me hace aún más gracia el tono de reproche que se formula desde los medios contra los abucheos. Perdón pero: ¿quién dijo que un político no puede ser abucheado?. ¿Es que no va ello con el sueldo?”

    Excelsior (Stan Lee) 😀

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: