ILP: dación por un embudo

De la serie: Pequeños bocaditos

Ayer fue presentada al público la campaña para promover una iniciativa legislativa popular que establezca la dación en pago resolutoria de deuda como obligatoria para el acreedor hipotecario, que esta medida sea retroactiva (no han especificado a qué momento, pero, como mínimo, debiera serlo a los últimos cinco años) y que se fomente el alquiler social.

Tengo mis dudas sobre el realismo de la retroactividad de la medida. Lamentándolo mucho (muchísimo, de todo corazón) por los afectados, la veo muy complicada y jurídicamente muy difícil, si no imposible. Pero sí la dación en pago dejando la deuda a cero: se trata de una medida social imprescindible porque, además, España es el único país civilizado que mantiene la deuda hipotecaria después de haber entregado el bien hipotecado al acreedor. Los lloriqueos de los buitres bancarios sobre lo difícil o imposible de implantar esta medida se estrellan ante el hecho de que la dación en pago resolutoria de la deuda y de aceptación obligatoria por el acreedor es norma común en todos los países de nuestro entorno (ya que tanto les gusta a ciertos hijos de puta meternos a la trágala los países de nuestro entorno).

Y, en definitiva, con países de nuestro entorno o sin países de nuestro entorno, y con la agravante adicional de lo que se han hinchado a especular los amigos de lo ajeno (es decir, los bancos), es de todo punto intolerable que una familia, sobre perder algo tan importante como su hogar, y todo lo que en el pasado ya pagaron por él, lo cual, ya por sí solo, constituye un drama que no sé si se lo desearía ni al mismísimo Teddy Bautista (aunque me parece que este no corre peligro de ello), se vea condenada, encima, a la marginación, a la expulsión social a perpetuidad, recluida en la economía sumergida y en el fraude fiscal necesariamente y sin salida posible. Y, como tantas veces he dicho, lo peor es que sin esperanza. Hemos abolido la esclavitud (la de cadenas y látigo: de otras esclavitudes habría mucho que hablar), hemos abolido las penas de galeras y de trabajos forzados, pero seguimos manteniendo la deuda hipotecaria aún liquidado el bien hipotecado. Esto es feudalismo puro, esto es pura y simple reducción a servidumbre forzosa. Esto, en definitiva es una puta vergüenza. Y hay que erradicarla, sin más y sin contemplaciones.

Yo supongo que esta iniciativa -a la que, desde luego, me sumo sin reservas- tendrá éxito: la campaña de recogida de firmas empieza en 23 de abril y durará hasta el 31 de octubre. Pero yo espero que tendrá algo más que éxito: yo espero que la gente de bien, la gente que nos ganamos la vida honradamente sin machacar los cráneos de los demás, los que hemos tenido quizá solamente algo más de suerte que tantos desheredados sumidos en la desesperación por una banca a la que calificar de «criminal» es hasta suave (si hubiera de verdad justicia, mucha gente tendría que estar pagando lo que está sucediendo con largas penas de prisión), nos lanzaremos sobre esta ILT como un sólo hombre. Yo confío en que el medio millón de firmas se consiga no en seis meses sino en seis semanas; yo confío en que el 31 de octubre, ese medio millón de firmas legalmente necesario para que en el Parlamento puedan reirse a gusto de los ciudadanos echando para abajo la petición o descafeinándola arteramente, se multiplique por diez -o por más, incluso- y les cause a los traidores de la clase política un problema muchísimo mayor que las manifestaciones del 15-M.

No hay que ir a por el medio millón: hay que ir a buscar los cinco, los diez millones. Si no se consiguen, si ni siquiera la gente se moviliza con algo tan sencillo como una firma, ni 15-M ni mierdas: nos merecemos todo lo que nos pase. Desde luego, que cuenten desde ya mismo con mi firma. Y no tendrán que buscarme para pedírmela: yo llegaré antes buscando a sus promotores.

La fuerza moral que nos daría un éxito grande sería devastadora para la Casta. Y para algunos más.

Tanto los comentarios como las referencias están actualmente cerrados.

Comentarios

  • Jordi  El 20/04/2012 a las .

    Daré mi sí rotundo a esta iniciativa. Por cierto, la dación en pago se aplica en este pais desde hace lustros pero SÓLO a los promotores immobiliarios: “¿No puedes pagar el préstamo del megabloque de apartamentos a décima linea de playa en Caganillas de la Reina? Bueeeeno, trae los pisos que ya los meteremos en nuestro balance al valor de tasación de 2006. Como el Banco de España no nos dice nada…”. Evidentemente, a la familia asfixiada ni agua.

  • asmpredator  El 21/04/2012 a las .

    Esta inciativa es justa y tiene todo mi apoyo en lo que humildamente pueda hacer.Si señor, hay que cambiar las cosas antes de que perdamos totalmente la humanidad.

  • Jordi  El 23/04/2012 a las .

    http://www.quenotehipotequenlavida.org/

    Avui, dia de Sant Jordi, hi haurà un stand a Consell de Cent – Rambla de Catalunya on es podrà signar la ILP.

A %d blogueros les gusta esto: