Yuyu

De la serie: Rugidos

Hay cosas que producen verdadero repelús, frío en las tripas como si uno se hubiera tomado un cubata de nitrógeno líquido. Como esta foto:

Los más talluditos recordarán seguramente fotos similares de otros tiempos más ominosos a los que cada día que pasa nos vamos acercando peligrosamente. Muy peligrosamente. Y esta foto es de ayer. De ayer mismo, 23 de abril de 2012.

Porque esta foto no es la de una celebración en la vida privada de Mas, sino un acto oficial de la Generalitat de Catalunya. Durante el cual, por cierto, el cardenal ahí retratado se permitió arremeter contra la laicidad creciente en la sociedad.

No tienen el menor recato ni la menor vergüenza en exigir sin disimulo alguno el mantenimiento de sus prebendas. No hacen falta Jordi Évole ni sus programas (dicen que magníficos: yo no he visto ninguno) para darse cuenta de que esto es el colmo y una clara demasía, un exceso, a todas luces..

Un exceso de 11.000 millones de euros sólo para este año. Es decir, el equivalente del bestial recorte en sanidad y en educación y aún sobran 1.000 millones (160.000 millones de las viejas, ojo) para atender algunas pocas de las muchísimas carencias públicas.

Lo dicho: no hay vergüenza. Ninguna.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • galeta galàctica  On 24/04/2012 at .

    Estamos retrocediendo décadas a toda velocidad. Ya sólo falta que vuelva el “No-do”

  • Oscar  On 25/04/2012 at .

    Muy bueno el de Jordi Évole, pero Repor (programa de producción PROPIA hecho por trabajadores de TVE) hizo el mismo reportaje (del mismo tema, digo), a finales de 2010.

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: