Pis pis

De la serie: Me parto el culo

El 15-M le da un quiebro a Puig: «nos manifestamos cuando queremos, no cuando quieras tú». Puig soñaba, en efecto, con graves incidentes durante la reunión de los tiparracos del Banco Mundial Banco Central Europeo en Barcelona con un doble fin: en primer lugar, justificar todas las brutalidades que sus muchachos han llevado a cabo en el pasado; en segundo lugar, dar pie a obtener cobertura legal y ejecutiva para todas las brutalidades que, con toda seguridad, está preparando para el futuro.

Pero se queda como el gallo de Morón. No va a haber nada de nada. El jueves, los estudiantes se manifestarán contra la subida de las tasas académicas y eso va a ser todo. Los ocho mil antidisturbios de mil colores que Puig nos tenía preparados, entre mossos, maderos y civiles, se van a quedar ahí, exhibiéndose como los tíos más ridículos de toda la ciudad, sin otro quehacer que jugar al tute o machacársela.

Los ciudadanos, mientras tanto, nos dedicaremos tranquilamente a preparar el aniversario del 15-M. Aniversario en el que Puig habrá de tener las manos quietecitas, si no quiere aparecer bien retratado en las principales portadas del mundo. Porque el 12 de mayo, todo el mundo mirará a España y, sobre todo, a Madrid y a Barcelona.

Los provocadores pagados con dinero público están de pega.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Er Makoki  On 02/05/2012 at .

    Y ya sabes Javier que en esa vamos a estar todos los que tenemos decencia, hombría y todo eso que por supuesto no tiene ni el fascista Piug ni ninguno de los Gestapos ese que azuza contra la ciudadanía.

  • DaniFP  On 02/05/2012 at .

    Hay un pequeño error en el enlace a “el periódico” que provoca un error de navegación; le sobra el símbolo de la doble comilla al final.

  • Jordi  On 03/05/2012 at .

    Ei Xavier, ja quedarem de cara a la mani del dia 12.

A %d blogueros les gusta esto: