Vacaciones… y eso

De la serie: Anuncios y varios

A mediados de la semana próxima inicio mis vacaciones anuales, o mis primeras medias vacaciones (desde hace un par de años las divido en dos e incluso en tres tramos y la verdad es que las disfruto más). Pero entre la muerte de mi padre y el subsiguiente e ingente papeleo (mi madre tiene 81 años y hay que tramitárselo todo, porque si tuviera que hacerlo ella sola se volvería loca) estoy molido. Pensad que la muerte de mi padre llegó precedida de diez días de agonía dolorosa e innecesaria (sobre la que más adelante, dentro de uno o dos meses, hablaré largo y tendido con mucha ira y con mucha mala leche, pero en frío) y que estoy bastante quemado y con muy poco humor para hacer nada que no sea absolutamente indispensable. La verdad es que no me apetece nada más que emprender mis vacaciones, relajarme y volver luego a mi ordenada y cartesiana rutina diaria, que es la que realmente me da tiempo y ganas de hacer cosas.

Ya comprenderéis, pues, que prefiero dejar «El Incordio» en este punto y que, aunque siga al pie del cañón laboral y cotidiano aún por unos días, lo arrincone -provisionalmente, desde luego- en este mismo momento. Quizá (sólo quizá) asome algo la nariz (algo, muy poco, en todo caso) por Twitter o por Google+ pero nada más.

Me despido, pues, de vosotros hasta mediados largos del mes de agosto, no sin agradeceros la gentileza y la paciencia que habéis tenido para conmigo a lo largo de todo el año y, en estos últimos días, vuestras expresiones de sentimiento tanto en los comentarios del blog, como en Google+, como por correo electrónico, que de todo ha habido.

Y, como digo siempre, ojo con la carretera si cogéis el volante. Os quiero aquí a todos a la vuelta. Del primero al último ¿vale?

Muchas gracias y un fuerte abrazo.

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Recibe un sentido pésame de un fiel seguidor.
    Espero que vuelvas más incordión que nunca.
    Un abrazo, que disfrutes y recuperes el ánimo cuanto antes.

    José Manuel Antón de la Calle.
    Oviedo

  • Sándor Espinosa  On 27/07/2012 at .

    Pues mi más sentido pésame, Don Javier. Que termine de hacer las vuelta y se tome un respiro necesario; aunque hay ciertos golpes en la vida.. Que se restablezca su ánimo y aqui esperaremos.

    Fuerte abrazo desde Colombia

    Sándor Espinosa
    Cali – Colombia

  • Ana María  On 27/07/2012 at .

    Te deseo de corazón que logres la relajación y el descanso que necesitas. Lo lograrás ya que cuentas, entre otros, con el gran apoyo de tus princesas y tu reina.

    Un fuerte abrazo

  • Luca  On 27/07/2012 at .

    Me acabo de enterar, mi más sentido pésame.

  • Jordi  On 30/07/2012 at .

    Bones vacances, Xavier.

A %d blogueros les gusta esto: