No, no: dije Dídac

De la serie: Rugidos

Érase una vez una especie de primo de Zumosol que le dijo a un tío que pasaba por allí: «Oye, dame la cartera o te pego una hostia». Y el otro le contesta: «¡Unas narices, te voy a dar la cartera a ti!». Y el primero replica: «Bueno, pues mañana o pasado te volveré a pedir la cartera y, como no me la entregues, te daré una hostia».

O sea, esto. Agua de borrajas o de castañas pilongas.

Pero ahora, figuraos lo que el señor de la cartera estará contando en el bar: «…Y viene el gilipollas aquel y me dice que si no le doy la cartera, me dará una hostia. Y cuando le digo que se la pinte al óleo y que venga por ella, va el atontado y me dice que la hostia me la dará mañana o pasado». Y, por supuesto, carcajada general.

Pues esto, esto es justamente una de las cosas que me temía: envainado el amago, Cataluña y los catalanes podemos pasar a ser, tan pronto se constate, la rechifla de toda España. O de Euopa entera.

Un magnífico servicio, señor Mas. Y compañía.

Actualización: Puesto en negro sobre blanco, la aspiración digodieguista de Artur Mas vendría a poner a Cataluña en situaciones similares a Puerto Rico, Curaçao, las Islas Cook o, en el más edificante de los casos, Liechtenstein. Y eso como ilusión: excuso decir, partiendo de ahí, a qué realidad se puede llegar. En fin… La fuente, por cierto, es un medio nada sospechoso de delirios hispánicos

Anuncios
Both comments and trackbacks are currently closed.

Comentarios

  • Luca  On 15/10/2012 at .

    El único resultado positivo de la independencia sería la salida del euro, y va ese ignorante (por decirlo de alguna manera) y dice que no quiere salir del euro.
    Por desgracia mucho me temo que la ignorancia suprema de que adolece nuestra clase política es un fiel reflejo de la ignorancia de la sociedad, que se ha tragado el cuento de que el estado no puede gastar más de lo que ingresa y que hay que reducir el déficit.

A %d blogueros les gusta esto: